Midas lanza ITV Service, un servicio para fomentar que los vehículos pasen la ITV

Foto: Midas
Foto: Midas
Un nuevo servicio con el que pretende facilitar el momento de pasar la ITV de los vehículos de sus clientes.
Midas lanza ITV Service, un servicio para fomentar que los vehículos pasen la ITV


Midas, la cadena en la relación con el automovilista y en el mantenimiento integral de la movilidad, lanza ITV Service, un nuevo servicio con el que pretende facilitar el momento de pasar la ITV de los vehículos de sus clientes.

De esta forma, mantiene su compromiso de situar siempre al cliente en el centro de la estrategia y así poder garantizar que los vehículos cumplen con unos estándares mínimos de seguridad y contaminación.

“El absentismo a la hora de realizar la ITV es cada vez más elevado y, por tanto, una señal de alarma sobre la seguridad en nuestras carreteras. Por este motivo, desde Midas apostamos por desarrollar servicios que faciliten a nuestros clientes la realización de este proceso que es obligatorio. Ahora ya no hay excusa para no pasar la ITV”, señala Jocelyne Bravo, Client & Digital Marketing Manager en Midas España. Los datos así lo refrendan. El pasado mes de octubre la DGT realizó una campaña específica para controlar el correcto mantenimiento de los vehículos. Según cifras las cifras comunicadas, se interpusieron casi 11.000 sanciones, de las que el 56% corresponde a vehículos que carecen de la ITV en vigor.

Este dato cobra más relevancia si cabe si se tiene en cuenta que el parque automovilístico español se encuentra entre los más longevos de Europa, con una media de edad por encima de los 13 años.

¿Cómo funciona este servicio?

Como cadena líder en la relación con el automovilista y el cuidado integral del automóvil, Midas posiciona la comodidad del cliente como epicentro de este innovador servicio, que ofrece tres diferentes modalidades que se ajustan a las necesidades y presupuesto de cada persona:

Básico: con un coste de 60€, incluye una pre ITV, traslado (de ida y vuelta) por parte de Midas del vehículo desde el taller hasta el centro de inspección y tramitación de la ITV.

Plus:por 99€, además de lo incluido en el pack anterior, esta modalidad también incorpora un tratamiento Motor Care, una línea de  Midas que alarga la vida útil del vehículo, reduce el consumo de combustible y permite al vehículo contaminar menos, y coche de sustitución a disposición del cliente. Además, los clientes que se inclinen por el servicio Plus disfrutarán de un segundo traslado para un nuevo intento de pasar la ITV en caso de que fuese necesario.

Premium: el paquete más completo de todos (coste de 120€) tiene como elementos añadidos al resto de opciones disponibles la recogida y entrega del vehículo en el domicilio del cliente.

“Desde Midas queremos recordar que tener la ITV en regla es fundamental para proteger a todos los usuarios de las vías. Los coches que no se someten a esta revisión tienen más probabilidades de estar implicados en un accidente de tráfico. De ahí la importancia de hacer las revisiones periódicas pertinentes que garanticen el buen estado del vehículo en cuestión”, declara Jocelyne Bravo, Client & Digital Marketing Manager en Midas España

¿Cuándo tengo que pasar la ITV de mi vehículo?

Los expertos de la compañía recuerdan que los coches o turismos de menos de 4 años de antigüedad están exentos de pasar este trámite. A partir de ese momento, será obligatorio que el vehículo realice la ITV cada 2 años, mientras que aquellos vehículos de más de 10 tendrán que acudir al centro de Inspección Técnica de Vehículos de forma anual.

En el caso de las motocicletas, también están exentas de pasar la ITV hasta los 4 años, fecha a partir de la cual tiene que pasar de forma bienal. El resto de vehículos tienen una periodicidad estipulada y que puede consultar en cualquiera de los talleres Midas donde ofrecen un asesoramiento totalmente personalizado.

Cabe recordar que circular con un vehículo que no lleve la ITV en regla se salda con una sanción económica, que varía dependiendo de la infracción cometida. Si no se ha llevado el coche a pasar la ITV en el tiempo especificado, la multa será de 200 euros (100 euros con pronto pago), mientras que, si se circula con un coche que ha pasado la ITV como negativa, la multa asciende a 500 euros, sin posibilidad de rebaja por pronto pago.

Comentarios