20 sindicatos europeos piden que Europa tome medidas contra la invasiva vigilancia de Amazon a sus trabajadores

Trabajadores de Amazon. Foto de archivo
Trabajadores de Amazon. Foto de archivo
Los sindicatos de 11 países donde los almacenes de Amazon emplean a un número significativo de trabajadores, están dando la voz de alarma sobre el uso generalizado de la vigilancia por parte de la empresa
20 sindicatos europeos piden que Europa tome medidas contra la invasiva vigilancia de Amazon a sus trabajadores

La federación sindical europea Uni Europa ha anunciado hoy que 20 sindicatos de toda Europa y que representan a más de 8 millones de trabajadores, han pedido a las autoridades europeas de protección de datos que intensifiquen la supervisión de las prácticas abusivas –potencialmente ilegales– de vigilancia que Amazon ejerce sobre sus trabajadores. Esta iniciativa colectiva subraya una creciente preocupación por los daños de las prácticas de Amazon a los derechos de los trabajadores y la seguridad en el lugar de trabajo.

Los sindicatos de 11 países europeos donde los almacenes de Amazon emplean a un número significativo de trabajadores, están dando la voz de alarma sobre el uso generalizado de la vigilancia y la gestión algorítmica por parte de la empresa. Estas medidas invasivas incluyen el uso extensivo de escáneres manuales, software de seguimiento de actividad, cámaras de vídeo, dispositivos GPS y otras tecnologías de seguimiento. Encuestas recientes han demostrado las graves consecuencias de esta vigilancia para la salud física y mental de los trabajadores.

Al destacar las recientes acciones regulatorias, los presidentes sindicales citaron la decisión de la autoridad francesa de protección de datos (CNIL) del 27 de diciembre de 2023, que encontró que Amazon France Logistique violaba varios principios del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR). La CNIL impuso una multa de 32 millones de euros por crear un “sistema excesivamente intrusivo” para monitorear la actividad y el desempeño de los empleados, junto con sanciones por protocolos de videovigilancia inadecuados.

"Les pedimos a ustedes, autoridades europeas de protección de datos, que sigan el ejemplo de Francia investigando la legalidad del uso de los datos de los trabajadores por parte de Amazon y tomando medidas para detener las prácticas que infringen la ley. Le pedimos que se asegure de que Amazon cumpla con la legislación europea que protege los derechos y libertades fundamentales de los trabajadores, incluida la privacidad y el control de sus datos", indican los sindicatos firmantes en una carta enviada a las autoridades de derechos de datos de toda la UE.

Esta no es la primera confrontación de Amazon con las leyes europeas de privacidad de datos. En 2021, la autoridad de protección de datos de Luxemburgo impuso una multa de 746 millones de euros contra la corporación por prácticas de vigilancia similares que involucraban a consumidores europeos, lo que marcó en ese momento la multa más grande en la historia de la ley. 

Christy Hoffman, Secretaria General de UNI Global Union, afirma: "La vigilancia implacable de Amazon no consiste sólo en monitorear; se trata de control e intimidación. Estas medidas draconianas despojan a nuestros trabajadores de su dignidad y derechos bajo el pretexto de una mayor productividad. Exigimos cambios inmediatos y rendición de cuentas".

Los sindicatos instan a todas las autoridades europeas de protección de datos a emular la postura proactiva de Francia investigando la legalidad de las tácticas de vigilancia de Amazon e implementando medidas para limitar cualquier actividad ilegal. Su llamamiento enfatiza la necesidad de que Amazon se adhiera a la legislación europea que salvaguarda los derechos fundamentales de los trabajadores, incluida la privacidad y el control de datos.

Los líderes sindicales se comprometieron a colaborar con las autoridades europeas para hacer cumplir los derechos sobre los datos de los empleados de Amazon, enviando un mensaje claro de que la vigilancia excesiva en el lugar de trabajo es inaceptable y será cuestionada.

"Las tácticas de vigilancia generalizadas y dañinas empleadas por Amazon no solo socavan la confianza entre los trabajadores y la gerencia, sino que también ponen de relieve un desprecio sistémico por nuestras leyes de privacidad. Ya es hora de que nos levantemos y exijamos que estas empresas multinacionales respeten los datos personales de los trabajadores y su derecho a un lugar de trabajo digno. Necesitamos medidas firmes ahora para garantizar que nuestras leyes se apliquen plenamente", declaró Oliver Roethig, Secretario Regional de UNI Europa .

Comentarios