La CNMC aprueba los criterios para supervisar los cánones ferroviarios

Vagones de un tren de mercancías. Foto: Canva
Vagones de un tren de mercancías. Foto: Canva
Los cánones son los importes que deben pagar las empresas ferroviarias a Adif y Adif AV por utilizar la infraestructura ferroviaria
La CNMC aprueba los criterios para supervisar los cánones ferroviarios

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha aprobado su Comunicación sobre la supervisión de los cánones de las líneas ferroviarias. 

Adif y Adif AV son los administradores de las infraestructuras ferroviarias en España. Los cánones ferroviarios son los importes que las empresas de  transporte de viajeros -Renfe, Ouigo, Iryo- y de mercancías deben pagar a Adif y Adif AV por usar las vías. Constituyen una de las partidas de costes más  importantes para estas empresas y deben ser predecibles para favorecer las inversiones a largo plazo en el sector. 

La CNMC es la autoridad competente para supervisar los cánones y ha adoptado una Comunicación sobre los principios y criterios que marcarán su actuación. El proyecto de Comunicación se sometió a consulta pública entre octubre y diciembre de 2023. 

Los cánones se componen principalmente de dos partes, el canon propiamente dicho, que debe reflejar los costes variables con el tráfico ferroviario (coste  directo), y el recargo, que puede añadirse, sólo cuando el mercado puede aceptarlo, para recuperar otros costes asumidos por los administradores de  infraestructuras. 

El coste directo calculado por Adif y Adif AV es muy superior al calculado por otros administradores europeos. La CNMC ha desarrollado un modelo  econométrico, que sigue los estándares internacionales, para su correcta estimación. Así se obtienen unos cánones comparables a los de los países de  nuestro entorno. 

En relación con los recargos, la Comunicación requiere, de acuerdo con la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la UE, que se justifiquen con un análisis de mercado. La CNMC aplicará dos pruebas para supervisar la legalidad de los  recargos de los administradores de infraestructuras.  

El test de eficiencia evaluará si el reparto entre los diferentes segmentos del mercado ferroviario del coste a recuperar mediante los recargos es eficiente. Es decir, que aquellos segmentos con una demanda menos sensible al precio soportan una mayor proporción de los costes que aquellos con una demanda más sensible al precio. El test de mercado garantizará que los recargos no reducen la demanda de los segmentos, salvo circunstancias excepcionales como la que se dio en la pandemia de covid-19.  

Además, en la primera revisión de los cánones tras la adopción de la Comunicación, se comprobará si los recargos permitirían a un operador eficiente medio ofrecer de forma rentable los servicios necesarios para satisfacer la demanda de movilidad óptima de cada segmento, determinada en el estudio de  mercado que deben elaborar los administradores de infraestructuras.  

Comentarios