Trenes Inclusivos: un proyecto innovador de Alstom España, Fundación Juan XXII y OUIGO

Imagen de un tren de OUIGO. Foto de archivo
Imagen de un tren de OUIGO. Foto de archivo
Se trata de una iniciativa pionera en el sector para promover la empleabilidad de personas en situación de vulnerabilidad psicosocial a través de la formación
Trenes Inclusivos: un proyecto innovador de Alstom España, Fundación Juan XXII y OUIGO

Alstom España, Fundación Juan XXIII y OUIGO han desarrollado conjuntamente una iniciativa de formación y prácticas profesionales para aumentar la empleabilidad de personas con discapacidad intelectual.

La iniciativa, denominada “Trenes Inclusivos”, se inició con la puesta en marcha de un curso de formación en el ámbito ferroviario (desarrollado por Fundación Juan XXIII y financiado por la Fundación Alstom), para ofrecer a este colectivo nuevas salidas laborales en el sector: asistencia a bordo de los trenes, personal de apoyo en las estaciones, etc. Una vez completada esta formación, algunos de estos estudiantes han podido mejorar sus habilidades y empleabilidad gracias a las prácticas desarrolladas en colaboración con el operador de alta velocidad OUIGO.

Pero todavía queda mucho por hacer, aunque el acceso al mercado laboral de las personas con discapacidad ha mejorado respecto a años anteriores. Según los últimos datos del INE, la tasa de empleo de las personas con discapacidad fue del 27,8%, frente al 68,1% para las personas sin discapacidad; por su parte, la tasa de paro superó en 8,6 puntos a la de la población sin discapacidad (21,4% frente a 12,8%).

Además, según el Informe Jóvenes con Discapacidad de Fundación Adecco (2023), son estos los que están encontrando mayores dificultades, situación que se agrava considerablemente en el caso de jóvenes con discapacidad, ya que el nivel de estudios suele ser inferior al de la población en general.

De la necesidad de mejorar esta situación surge el proyecto “Trenes Inclusivos”, desarrollado conjuntamente entre tres empresas referentes en su sector, comprometidas con el desarrollo de una sociedad más inclusiva y el fomento de la igualdad de oportunidades para todos los colectivos.  

Formación especializada

Fundación Juan XXIII, entidad que lleva más de 55 años trabajando por la inclusión social y laboral de personas en situación de vulnerabilidad psicosocial, ha sido la encargada de desarrollar, con la financiación e impulso de la Fundación Alstom, este proyecto formativo, a través de su Centro de Formación para el Empleo, un recurso pionero en ofrecer soluciones de formación adaptadas a personas con discapacidad intelectual y/o enfermedad mental. 

En esta primera promoción, diez personas con discapacidad intelectual han adquirido conocimientos teóricos y prácticos sobre el mantenimiento, limpieza y gestión de los servicios que se ofrecen a bordo de los trenes; adquiriendo las competencias necesarias para ser tripulante de cabina del sector ferroviario. De los diez alumnos del curso, tres de ellos se han insertado laboralmente, y otros dos están actualmente realizando sus prácticas en el operador de alta velocidad OUIGO, que también ha participado en la formación.

Prácticas a toda velocidad 

Una vez completado su periodo formativo, y durante un periodo de tres meses (desde febrero hasta abril de 2024), los participantes están llevando a la práctica el Curso de Tripulación de Servicios a bordo de la flota de trenes de alta velocidad de OUIGO. El operador les ha asignado responsabilidades en la función a bordo y en atención al cliente, para que conozcan el día a día dentro de la empresa y adquieran las habilidades necesarias para desarrollarse de forma autónoma, con el acompañamiento y la ayuda de la tripulación de servicios de OUIGO y el servicio de Empleo con Apoyo de FUNDACIÓN JUAN XXIII. Gracias a esta experiencia, los participantes aumentan su empleabilidad y probabilidad de inserción laboral.

Un proyecto que nace de los propios empleados 

El desarrollo de este proyecto se ha llevado a cabo gracias al impulso y la financiación de la Fundación Alstom que, cada año, invita a todos los empleados de la compañía en todo el mundo a que envíen propuestas de proyectos benéficos donde la entidad pueda colaborar de forma activa mediante aportaciones económicas y apoyo logístico. En 2023 el Consejo de la Fundación recibió 235 propuestas procedentes de 46 países. Entre todas ellas, una de las seleccionadas fue la impulsada por un ingeniero del centro de señalización de Alstom en Madrid que, a través de su proyecto, quiso ofrecer nuevas salidas laborales a este colectivo.

Comentarios