12 países de la UE no cumplirán los objetivos climáticos para 2030, según T&E

Foto: T&E
Foto: T&E
Alemania e Italia no lograrán cumplir sus objetivos climáticos por una diferencia sustancial y los países que acumularán más superávit son España, Grecia y Polonia
12 países de la UE no cumplirán los objetivos climáticos para 2030, según T&E

Alemania e Italia están actualmente en camino de incumplir sus objetivos por una brecha tan grande que consumirían todo el superávit disponible que queda para otros países. Pero todavía hay tiempo para que los gobiernos cambien de rumbo antes de 2030, según una nueva investigación del grupo ecologista Transport & Environment (T&E). 

Sin una acción inmediata, doce países de la UE no alcanzarán sus objetivos climáticos nacionales en virtud del Reglamento de reparto del esfuerzo (ESR), según un nuevo estudio que analiza los planes climáticos nacionales. Siete países más corren el riesgo de no alcanzar sus objetivos. Alemania e Italia son los dos países con peores resultados. Francia sólo alcanzará su objetivo por un margen muy estrecho, pero cualquier retroceso en sus políticas, o incluso un invierno muy frío que impulse un mayor consumo de energía, significa que podría caer en la zona roja. Todavía hay tiempo para rectificar las políticas gubernamentales para cumplir los objetivos de 2030, afirma T&E. 

Según el estudio, Alemania e Italia no lograrán cumplir sus objetivos climáticos por una diferencia sustancial (10 y 7,7 puntos porcentuales respectivamente). Como resultado, podrían consumir todos los créditos de carbono disponibles que quedan para otros países. Sólo Alemania necesitará el 70% de los créditos disponibles. Los otros países que no cumplan con las normas podrían quedarse sin permisos para comprar y enfrentar demandas judiciales

Sofie Defour, directora climática de T&E, explica: “Alemania e Italia están consumiendo todos los créditos de carbono disponibles de sus vecinos, dejándolos varados y en riesgo de sufrir procedimientos legales. El gobierno alemán pronto tendrá que enfrentarse a sus ciudadanos pidiendo aún más dinero y profundizando aún más la crisis presupuestaria, para compensar sus débiles políticas”.

Si las asignaciones se negociaran a 129 euros, el precio del carbono proyectado por Bloomberg en los sectores del ETS en 2030, Alemania tendría que pagar a los países con logros superiores hasta 16.200 millones de euros para comprar créditos. Esto en un momento en el que el país se tambalea por una crisis presupuestaria y en el que el gobierno tendrá que cubrir un agujero de 40 mil millones de euros en su presupuesto en 2025. Por su parte, Italia está actualmente en camino de incumplir su objetivo por 7,7 puntos porcentuales, equivalente a una factura de 15.500 millones de euros. Pero los dos países aún pueden lograr sus objetivos implementando nuevas medidas para aumentar la adopción de vehículos eléctricos o aislar edificios, entre otras. 

Los países que no cumplan sus objetivos pueden comprar créditos de carbono de aquellos que sí los cumplan. El precio de los créditos se decide bilateralmente entre países. Pero T&E advierte que sin una acción inmediata, habrá escasez de créditos, debido al hecho de que muchos países no alcanzarán sus objetivos. Esto podría llevar a una guerra de ofertas por los créditos en 2030, lo que podría hacer subir sus precios

Sofie Defour continúa: “La enorme cantidad de sanciones que los países podrían tener que pagar en 2030 es impresionante. Los países se enfrentan a una elección clara: pagar miles de millones a sus vecinos por su deuda de carbono o implementar nuevas políticas que mejoren la vida de sus propios ciudadanos, como aislar las casas. Aún quedan seis años para corregir el rumbo. Hacemos un llamamiento a la nueva Comisión para que forme un grupo de acción en el que se propongan medidas como objetivos de electrificación para los vehículos de empresa y los países rezagados obtengan la orientación necesaria”. 

Los países que acumularán más superávit son España, Grecia y Polonia, según muestra también el análisis. Es probable que España supere su objetivo de 2030 en 7 puntos porcentuales. El gobierno español podría recibir 10.000 millones de países que no van por buen camino. Cinco países, entre ellos Francia y los Países Bajos, han presentado planes que apenas son suficientes para alcanzar su objetivo, pero cualquier debilitamiento de las políticas significa que estos países podrían caer en la zona roja y tener que pagar créditos de carbono, advierte T&E. 

Según el Reglamento de reparto del esfuerzo, los Estados miembros deben cumplir objetivos climáticos para cinco sectores clave: transporte por carretera, edificios, pequeña industria, residuos y agricultura. Los objetivos se diseñaron de acuerdo con el PIB de un país, y los países más ricos tenían que cumplir objetivos de reducción de emisiones más altos. El objetivo general para la UE es -40% para 2030 (en comparación con los niveles de 2005) en los cinco sectores. Los países deben presentar Planes Nacionales de Energía y Clima (PNECP) que describan cómo pretenden cumplir el objetivo antes del 30 de junio. 

T&E analizó los borradores de los PNEC y las proyecciones más recientes para calcular las posibles reducciones de emisiones de los 27 países de la UE. Al agregar los planes nacionales presentados por los países, se proyecta que las emisiones en los sectores ESR disminuirán solo un 35,5% en 2030 (en comparación con 2005). Esto supone 4,5 puntos porcentuales menos que el objetivo de la UE del -40%.

Comentarios