Afectaciones al tráfico por nieve en Castilla y León y en la Comunidad de Madrid

Señal peligro pavimento deslizante por hielo o nieve. Foto de archivo
Señal peligro pavimento deslizante por hielo o nieve. Foto de archivo
Cortadas al tráfico la A-1, la AP-6 y la AP-61 entre Segovia y Madrid y la A-6 y la AP-51 en Ávila por las nevadas
Afectaciones al tráfico por nieve en Castilla y León y en la Comunidad de Madrid

Las fuertes nevadas registradas este sábado han obligado a cortar al tráfico las vías de alta capacidad A-1, AP-6 y la AP-61 entre Segovia y Madrid, mientras que también se ha cerrado la A-6 y la AP-51 en las localidades abulenses de Palacios de Goda y en Brieva, respectivamente.

La nieve también dificulta la circulación en la A-601, que se encuentra parcialmente cubierta y se ha prohibido la circulación de camiones desde el kilómetro 42 al 50, a su paso por la provincia de Valladolid. En mismo nivel se encuentra la AP-66 desde el punto kilométrico 66 al 87 en Caldas de Luna (León).

En lo que respecta a las otras carreteras afectadas, en la provincia de León se ha cortado la LE-126 a la altura de Encinedo, mientras que la N-621 y N-625 pasan a nivel rojo en Riaño y Boca de Huérgano y en nivel verde se encuentra la N-630 en Villamanín.

En Burgos, por su parte, las fuertes nevadas han provocado el corte de la BU-572 a la altura de Portillo de Lunada, si bien permanece en nivel amarillo la N-623 en Valle de Valdebezana. De la misma manera se ha cortado la ZA-103 en la localidad zamorana de Galende.

Por último, ha pasado a nivel rojo la carretera AV-932 en Santiago del Collado (Ávila) y permanece en nivel verde, con precaución en la circulación, la SG-615 en la localidad segoviana del Real Sitio de San Ildefonso.

El uso de cadenas o neumáticos de inviernos es obligatorio la tarde de este sábado para transitar por los Puertos de Navacerrada y Cotos por acumulación de nieve en la calzada, que también obliga a su uso en la N-6, en el límite con la provincia de Segovia.

En concreto, estas dos vías de la red secundaria de la Comunidad de Madrid presentaban nivel rojo desde pasadas las cinco de la tarde, con obligación de uso de cadenas o neumáticos de invierno y la prohibición de circulación para camiones y vehículos articulados.

Se trata de la carretera M-601, entre los kilómetros 12 y 20, en el Puerto de Navacerrada, en Cercedilla, en ambos sentidos, y de la carretera M-604, entre los puntos kilométricos 34 y 41, en el Puerto de Cotos, en Rascafría.

También registra nivel rojo la N-6 entre Tablada (Madrid) y Labajos (Segovia), entre los kilómetros 56 y 98 de la citada vía, según la Dirección General de Tráfico (DGT). Igualmente, la A-6 registraba condiciones difíciles de circulación entre los kilómetros 23, en Las Ceudas (Madrid), y 34, en Parquelagos, en ambos sentidos.

Igualmente, la A-1 registraba nivel amarillo, con prohibición de paso para camines y vehículos articulados, a la altura del kilómetro 44, en El Molar. El paso en el carril izquierdo hacia Burgos estaba cerrado entre los kilómetros 43 y 44, con dificultades de circulación en varios tramos de la vía, tanto en territorio madrileño como en los límites con Segovia.

Asimismo, la A-4 registraba problemas circulatorios por meteorología adversa desde el kilómetro 60, en Ocaña (Toledo) hasta el punto kilométrico 52, en Aranjuez (Madrid), en ambos sentidos, con prohibición para la circulación de camiones y vehículos articulados. Igual situación que presentaba la A-42, entre los kilómetros 49, en El Pinar de la Sagra (Toledo), y el 30, en Casarrubuelos, Madrid), en ambos sentidos.

Comentarios