Avances desiguales en la revisión de las tarifas a las empresas de grúas

Asistencia en carretera. Foto de archivo
Foto de archivo
Otras compañías continúan incumpliendo la legislación sobre indexación de tarifas a los precios del carburante 
Avances desiguales en la revisión de las tarifas a las empresas de grúas

Como resultado de las negociaciones efectuadas entre la Alianza de Auxilio en Carretera y las Aseguradoras durante 2022, se están impulsando subidas en las tarifas de las empresas de grúas que alcanzan una media del 8% de incremento. 

No obstante, otras compañías como el RACE continúan incumpliendo la legislación sobre indexación de tarifas a los precios del carburante y aumentan su morosidad en los pagos de transporte, por lo que ya no se están atendiendo sus encargos en Euskadi y Cádiz, según informa Fenadismer en nota de prensa. 

Durante todo 2022 el sector de auxilio en carretera ha sufrido graves problemas económicos que han arrojado pérdidas para un 63% de sus empresas, provocados por las escasas tarifas que aseguradoras, plataformas de asistencia y clubes automovilísticos pagan a las empresas de auxilio por sus servicios. 

A consecuencia de esta situación, la Alianza de Auxilio en Carretera, de implantación nacional y como entidad representativa del sector, promovió una labor de diálogo con las aseguradoras, plataformas de asistencia y clubes automovilísticos, que lentamente ha ido dando resultados en el sentido de concienciar del severo problema sectorial y la necesidad de recuperar precios y costes del servicio. 

Actualmente ya algunas compañías como la Mutua Madrileña, Inter Partner, Allianz, Europe Assitance y RACC, están procediendo a revisar sus precios, con subidas individuales que, de media, se sitúan en torno al 8% de incremento a nivel nacional, según fuentes propias de la Alianza. Otras entidades siguen igualmente con procesos de negociación particular con las empresas de auxilio, con una tónica general de revisiones al alza. 

El portavoz de la Alianza, Xavier Martí, considera que “hemos entrado en una nueva fase mucho más razonable, en la que confío se produzca un nuevo diálogo entre sector y compañías para trazar una senda de recuperación de costes que ofrezca viabilidad a los empresarios de grúas y tensione lo menor posible los precios de las aseguradoras a los usuarios, para lo que tenemos las puertas de las salas de reunión abiertas

Problemas del RACE ahora también en Cádiz

No obstante, otras compañías como RACE continúan incumpliendo la legislación sobre indexación de tarifas a los precios del carburante y aumentan su morosidad en los pagos de transporte. Esta actitud del real automóvil club no sólo ha enquistado el conflicto abierto en el País Vasco, donde no se atienden sus servicios desde los primeros días de 2023, sino que además está provocando que esta desatención se extienda a sus encargos de asistencia en la provincia de Cádiz, donde no se atienden los servicios de RACE desde la semana previa a los carnavales, “por no ser rentables para las empresas, dados sus bajos precios, que no cubren costes de explotación”, según afirma el portavoz de la Alianza, Xavier Martí, tras el último encuentro con algunos de los empresarios gaditanos que se han visto obligados a tomar esta actuación frente a RACE.

RACE, que se negó a cumplir hace apenas un año la legislación sobre indexación de los precios de los carburantes, mantiene unos precios por servicios de grúa que hacen inviables su prestación sin incurrir en pérdidas a las empresas de auxilio, a lo que hay que unir el propio riesgo vial que implica esta actividad, que no se ve recompensado en modo alguno por el auto club.

La negativa de RACE a aplicar la necesaria subida en los precios del auxilio en carretera unido a su elevada presencia en el mercado, con una cuota por encima del 15% a nivel nacional, está abriendo tensiones también en Andalucía oriental y la zona de Levante, donde podrían abrirse nuevos focos de conflicto con esta compañía, máxime si persiste en sus prácticas de presunta competencia desleal al trasladar vehículos y operarios desde otras provincias a las zonas donde existen conflictos.

Morosidad

El RACE también está retrasando sus pagos a algunas de sus empresas proveedoras de auxilio en carretera desde el mes de septiembre de 2022, de modo que muchos superan ya los 90 días de morosidad, incumpliendo con creces la legislación sobre morosidad en el transporte que ha sido recientemente aprobada por el Gobierno. 

Todo ello hace sospechar verdaderos problemas de solvencia de RACE que preocupan enormemente a toda su red de proveedores de auxilio, mientras que las revisiones de tarifas que ofertan no logran cubrir los costes de explotación necesarios para prestarlas.

Comentarios