La Unión Europea y Alemania, llegan a un acuerdo sobre las emisiones de los vehículos en 2035

Foto de archivo
Foto de archivo
La Comisión Europea primero designará una nueva categoría de vehículos para automóviles que funcionan exclusivamente con combustibles sintéticos 
La Unión Europea y Alemania, llegan a un acuerdo sobre las emisiones de los vehículos en 2035

La Comisión Europea para el Pacto Verde Europeo, por medio de su vicepresidente Frans Timmermans, ha anunciado hoy un acuerdo con el Gobierno de Alemania para el levantamiento de su veto a la prohibición de motores de combustión en 2035, según los informes a los que ha tenido acceso la Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente T&E.

La Comisión Europea acordó hacer una propuesta, permitiendo que los automóviles que funcionan solo con combustibles neutrales para el clima (combustibles sintéticos siempre que estén hechos con energía limpia) se registren dentro de las reglas de aprobación de tipo de vehículo Euro 6. 

Según este acuerdo, la Comisión primero designará una nueva categoría de vehículos para automóviles que funcionan exclusivamente con combustibles sintéticos y alterativos luego presentará un acto delegado que permita que estos vehículos cuenten para los objetivos de CO2 de automóviles de la UE. También acordaron que la Comisión presentaría una declaración que establezca el enfoque legislativo que permitirá que los automóviles que solo funcionan con combustibles sintéticos se registren después de 2035.

Julia Poliscanova, directora sénior de vehículos y movilidad en Transport & Environment, dijo: “Europa necesita avanzar y dar claridad a su industria automotriz, que está en una carrera con EE. UU. y China. Los combustibles electrónicos (sintéticos), son una desviación costosa y enormemente ineficiente de la transformación a la electricidad que enfrentan los fabricantes de automóviles de Europa. Por el bien de la credibilidad climática de Europa, el acuerdo de vehículos de cero emisiones para 2035 debe convertirse en ley sin más demora”.

Por su parte, el ministro de Transporte alemán, Volker Wissing, que impulsó el cambio, había anunciado una hora antes también a través de Twitter que "el camino está libre" y que "Europa sigue siendo tecnológicamente neutral". Y añadió, en alemán, que "los vehículos con motores de combustión interna aún podrán matricularse después de 2035 si se llenan exclusivamente con combustibles neutros en CO₂".

 

 

Comentarios