Es útil usar un software de mantenimiento inteligente en las compañías de transporte

Foto: VeriFactu
Foto: VeriFactu
Además de la gestión integral de la empresa hay que contar, también, con las obligaciones fiscales y legales que hay que cumplir y aplicar el nuevo sistema VeriFactu que evita el fraude
Es útil usar un software de mantenimiento inteligente en las compañías de transporte

Las empresas, independientemente del sector al que dediquen la actividad, necesitan una logística, un buen sistema de gestión y una coordinación de cada una de sus áreas. Eso, por supuesto, es lo que se llama la administración de las empresas. Centrando el foco en las empresas de transporte, además, precisan de una enorme precisión en cada uno de sus servicios. Suelen, pues, intervenir un proveedor, un transportista, que puede ser asistido por diferente personal de carga y descarga, de la administración interna de la compañía y de los comerciales y, un cliente final. Para desarrollar cada acción correctamente es muy conveniente contar con un buen soporte informático y una correcta digitalización.

En este caso, un software de mantenimiento inteligente permite gestionar de manera integral, al mismo tiempo que organiza y supervisa cada operación de la compañía. El hecho de deslocalizar este control permite que se tenga acceso a los datos a tiempo real en cualquier sitio, tan solo habrá que acceder a la nube y comprobar los datos e informes emitidos. Tomar decisiones formadas a partir de esa información hace que se optimicen los costes y, por ende, contribuye a un aumento efectivo de la productividad.

Entre las muchas ventajas que ofrecen estos sistemas de gestión digitales es tener la posibilidad de observar en 360º el estado de los activos y, al mismo tiempo, conocer su rendimiento y conocer en qué lugar se encuentran. También hace posible, y eso es muy útil para el sector logístico y del transporte, conocer los periodos de inactividad de cada equipo y, por tanto, es posible minimizar casi al cien por cien que ocurra. También la escalabilidad de esos programas de gestión dan la posibilidad de controlar los recursos humanos, incluidos, también, los de las subcontratas.

Centrando las ventajas, concretamente, en la industria del transporte y compañías que se dedican a la logística, este tipo de soluciones mejora, sobremanera, la fiabilidad en el conjunto de su maquinaria y los vehículos con los que transporta la mercancía. Además, este tipo de programas de mantenimiento previene anomalías que causan, por regla general, retrasos muy costosos y que suponen un verdadero peligro para la eficiencia y el rendimiento de la compañía. Por último, destacar que los software están altamente enfocados a mejorar la experiencia y seguridad del transporte.

Una legislación garantista para evitar fraudes fiscales

Centrando ahora la atención en lo referente a la gestión fiscal de las compañías, hay que decir que en España la nueva ley antifraude ha sustituido, en gran medida, la Ley General Tributaria. Consiste en una regulación que ha enfocado sus esfuerzos en dotar de procesos de gestión internos de las compañías a través de programas informáticos que tienen que ver con su facturación y la contabilidad.

Al mismo tiempo, la lucha contra el fraude fiscal tiene objetivos mucho más amplios y ambiciosos, razones por las que este marco normativo ha centrado su interés en las criptomonedas, pasando por los pagos en efectivo y las sucesiones con jurisdicción no cooperativa. En estos casos, la Ley Antifraude da soporte para que la contabilidad y facturación empresarial sea lo más garantista posible y poner freno a las desviaciones que se puedan generar en esa gestión.

Por resumir los objetivos de la nueva Ley Antifraude decir que pretende erradicar aquellas herramientas y soluciones informáticas que, hasta el momento, han permitido manipular y modificar datos contables y de la propia gestión empresarial no ofreciendo datos reales y, por ende, causando fraude y competencia desleal.

Facturación al día y verificada a Hacienda

Dentro de esas herramientas que buscan el freno al fraude fiscal en España, adaptándose, también, a directrices marcadas por otros países miembros de la UE, ha implementado un sistema de emisión de facturas verificables al que ha bautizado como sistema verifactu. A través de él, las compañías tienen la posibilidad de remitir directamente a Hacienda las facturas cuando éstas se emiten. Sin lugar a dudas, los sistemas que se apliquen para emitir estas facturaciones deben ser los recogidos en la normativa de la Ley Antifraude, solo de ese modo los software pueden ser certificados por la AEAT.

Expuesto lo anterior, ampliar la información asegurando que las facturas se tienen que expedir digitalmente y siempre a través de ese software certificado, caso que evidencia que las facturas realizadas en Word o Excel ya no serán válidas.

Comentarios