Miles de furgonetas de reparto no podrán acceder al centro de Madrid el próximo mes de enero

Imagen de la jornada organizada por AECOC. Fotos: Diario de Transporte
Imagen de la jornada organizada por AECOC. Fotos: Diario de Transporte
Según un estudio presentado por la Asociación AECOC la medida afectará a más de la mitad de las furgonetas que circulan actualmente
Miles de furgonetas de reparto no podrán acceder al centro de Madrid el próximo mes de enero

A pesar de las presiones realizadas por el sector del transporte madrileño, recordar la marcha lenta de vehículos realizada el pasado 30 de octubre, así como numerosas reuniones que han mantenido tanto asociaciones de transporte como de colectivos empresariales como el canal horeca, el Ayuntamiento de Madrid no ha modificado “ni un ápice” sus intenciones y el próximo enero más de la mitad de los vehículos de reparto urbano no podrán acceder al centro de Madrid. 

El tema es complejo y ayer durante la celebración de la jornada profesional “Horeca, motor socio-económico del sector en Madrid y su impacto en la distribución urbana de Mercancías”, organizado por AECOC se puso sobre la mesa, una vez más, las dificultades que supondrá esa medida, por supuesto para el canal horeca, aunque en realidad la medida afectará a todo el transporte de última milla, DUM. 

Lola Ortiz, directora general de Planificación e Infraestructuras de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, invitada a las jornadas, expuso con claridad que “no hay novedades sobre esa cuestión, y el día uno de enero entrará en vigor. Hemos habilitado ayudas para renovar flota con vehículos eléctricos, aunque lo cierto es que el millón de euros propuesto no se ha agotado, y estamos dispuestos a colaborar en iniciativas que ayuden a mejorar las labores del transporte de mercancías, pero esa medida es inamovible”. 

Unas declaraciones recogidas por José Crespo, responsable de la sección de Movilidad de AECOC, quien agradecía las palabras de Ortíz, “así como la disponibilidad del Ayuntamiento a colaborar y escucharnos, lo que está llevando a conseguir avances en cuestiones importantes como la mejora de los puntos de carga y descarga o habilitar zonas que permitan el trasvase de mercancías de un vehículo pesado a vehículos más pequeños y mejores desde el punto de vista medioambiental. No olvidemos que son más de 1.500 los vehículos que diariamente distribuyen al canal horeca, cifra que en Navidad se incrementa hasta un 30%”.

Estudio en profundidad

Durante la jornada José Carlos Crespo presentó un avance del estudio que la patronal de los grandes cargadores ha realizado sobre la distribución urbana de mercancías, elaborado tras analizar las respuestas a una encuesta en la que han participado 1.000 empresas pertenecientes a AECOC. 

Un estudio que refleja datos como el hecho de que la distribución urbana de mercancías, DUM, representa, actualmente en Madrid el 45% de su parque rodante. Además, la mitad de esos vehículos se dedican en exclusiva a abastecer establecimientos del canal horeca (hostelería y restauración). 

Para José Crespo no hay dudas sobre el grave problema que existirá a partir de enero si no se consigue, con otras medidas, reducir el impacto del hecho de que no puedan entrar “esos miles de vehículos de reparto, tenemos que seguir trabajando, colaborando, fabricantes, distribuidores, transportistas y administración para mejorar la distribución del canal horeca, si lo hacemos estaremos ayudando al reparto urbano en general”.

Para conseguir ayudar a la DUM en todos los tipos de sectores, Crespo apuesta por legislaciones comunes a todas las ciudades de España, “lo que ya no es sostenible una legislación en cada sitio. Hay problemas comunes, por tanto, es posible tener una legislación, así como soluciones comunes”. 

Entre los datos “curiosos” que refleja el estudio, y muestra la importancia de que la distribución urbana funcione a la perfección, destaca, por ejemplo, que más de un 30% de los establecimientos –bares o pequeñas tiendas-, de Madrid no disponen de zona exclusiva para proceder a la carga y descarga de las mercancías a menos de 100 metros, “es una cuestión muy grave. Deberían estar, como mucho a 50 metros, facilitando el trabajo de los operarios que suelen hacer estos trabajos con medios escasos, lo que incide en el aumento de los tiempos de las operaciones de carga y descarga”.

El informe analiza, asimismo, el tipo de vehículo que más se utiliza en este tipo de distribución, llegando a la conclusión que dominan los vehículos industriales de entre 7,5 y 14 toneladas de PMA, los cuales realizan, de media y al día, entre 20 y 25 repartos a diferentes establecimientos, “precisamente el reducir el número de repartos, quizás colaborando varios distribuidores, es importante, más si tenemos en cuento que destinan entre 15 y 20 minutos a las labores de descarga, lo que ayuda a congestionar aún más la ciudades”, puntualizó Crespo. 

Congestión, que también analiza el informe, cifrando en importantes pérdidas económicas lo que supone estar parado sin poder entrar en las ciudades. Sobre esta cuestión, la mejor solución sería incrementar la digitalización de la flota, “con buenos programas de gestión de rutas y, sobre todo capaces de planificar las horas de entrada a las ciudades. No olvidemos que la mayoría de los atascos se producen por entrar en la ciudad a la misma hora, entre las siete y las diez de la mañana. No es sostenible que el 38% del tiempo de la distribución urbana se emplee en acceder a las poblaciones”, finaliza Crespo.  

Disponibilidad de flota

La jornada profesional prosiguió con la celebración de una mesa redonda que contó con la participación de Javier Guerrero, director general Distribución Propia de Mahou; Eduardo López, director de cadena de Suminisro de Makro; Fernando López CEO del Grupo LaMucca y Jorge de Miguel, gerente de Distribución de Coca Cola. 

En líneas generales su mensaje, estaban todo de acuerdo, se resume en dos ideas concretas: colaboración y ayudas para descarbonizar la flota. 

La colaboración, se insistió ya se había “lanzado ese mensaje” debe incluir a todos los actores de la cadena de suministro para conseguir dos objetivos clave, reducir la congestión y optimizar las zonas de carga y descarga. En cuanto a la renovación de flota, todos son conscientes de la necesidad y apuestan por insistir en la necesidad de ayudas que, ante todo, lleguen al transportista, el último eslabón de la cadena de suministro. 

La jornada finalizaría con la celebración de otra mesa redonda, donde bajo el título genérico de “Camino hacia la sostenibilidad del sector”, intervendrían Javier Blanco de Fuso, Merdeces-Benz España; David López, Renault Truks España y Enric Martín, JAC Motors Iberia. 

El mensaje de los tres muy claro, en la actualidad ya hay modelos de vehículos eléctricos, “nosotros llevamos desde el 2020 presentando vehículos, tanto furgonetas como pesados. Lo que tiene que suceder es que se termine con la incertidumbre que existe en el transporte de no saber muy bien porque tipo de combustible decantarse. Eso debe terminar”, aseguró David López. 

Javier Blanco, por su parte, confirmó lo dicho por su competidor en el sentido de que existen modelos, sobre todo eléctricos ya disponible, lo que no podemos evitar es que sean más caros, eso aún no es posible y eso, evidentemente, reduce las ventas”, aseguro Javier Blanco. 

Precisamente Enric Martín incidiría en la necesidad de que se habiliten más ayudas a la compra de vehículos, “hemos escuchado lo que decía la representante del Ayuntamiento de Madrid, sobre que no se había acabado la partida presupuestaria para la compra de vehículos, quizás haya que darle una vuelta y fomentar, no por separado, el desguace y nueva compra, creo que ayudaría unir las dos opciones, ayuda por desguazar unido a la compra de un nuevo vehículo”.

Comentarios