UPTA pide implantar el tacógrafo en las furgonetas para evitar el fraude en el transporte

Imagen de un repartidor de paquetería. Foto de archivo
Imagen de un repartidor de paquetería. Foto de archivo
Más de 60.000 autónomos repartidores trabajan una media de 14 horas para poder cumplir las exigencias de las empresas cargadoras
UPTA pide implantar el tacógrafo en las furgonetas para evitar el fraude en el transporte

El presidente de la Unión de Trabajadores y Profesionales Autónomos (UPTA), pide que se implante el tacógrado en todos los vehiculos destinados al transporte de mercancías, incluidas las furgonetas para terminar con lo que considera "el gran fraude del transporte de paquetería", ya que considera que es necesario controlar asl horas de conduccion de los repartidores.

Desde UPTA afirman que las grandes empresas de ecommerce han reventado el sector de la paquetería. De los más de 210.000 afiliados al RETA en el sector del transporte, alrededor del 30% se dedican al transporte de mercancías de menos de 3.500 kg de masa máxima autorizada. Fundamentalmente, estos autónomos se dedican al reparto de paquetería de última milla y llegan a trabajar, de media, 14 horas diarias, al igual que los trabajadores por cuenta ajena en este sector. UPTA denuncia esta situación de semi esclavitud que se produce en el transporte en furgonetas de pequeño tonelaje, resalta esta asociación en un comunicado.

Señalan que los servicios de distribución de las grandes empresas de venta online han llevado a los profesionales del sector a marcar un número ilimitado de horas de conducción de carga y de descarga,  una situación que está afectando no solamente a los derechos de los trabajadores por cuenta ajena y de los trabajadores autónomos, sino que también, hace mella en algo tan importante como la seguridad vial, puesto que este tipo de vehículos no están sujetos a ningún control de horas de conducción.

Desde UPTA, anuncian que emprenderán una campaña para poner esta situación en conocimiento de todas las administraciones implicadas en el transporte de mercancías; desde la mesa nacional del transporte, a la cual pertenecen las patronales del sector, hasta al Ministerio de Trabajo, para denunciar la falsedad contractual, ya que gran parte de los autónomos que desarrollan la actividad de transporte de mercancía fraccionada, son falsos autónomos.

Para Eduardo Abad, presidente de UPTA: “solo hay un camino para acabar con esta situación de en un sector que tendría que estar perfectamente organizado y reglado por las administraciones y que, desgraciadamente, está fuera de control. La solución es implantar el tacógrafo para todos aquellos vehículos que, con independencia de su capacidad de carga, se dedican al transporte de mercancías en los epígrafes correspondientes a esa actividad. Es urgente y necesario que una furgoneta de 1.500 kg de masa máxima autorizada, o un vehículo de carga ligera de menos de 3.500 kg de masa máxima autorizada, tengan como referencia el tacógrafo para controlar perfectamente las horas de conducción. No se trata solo de un problema de horarios de trabajo, sino también de una falta de cotización a la Seguridad Social por las horas extras que, de forma irregular, se realizan; además, en muchas ocasiones, prestan sus servicios como falsos autónomos.  En cualquier caso, esta situación se traduce en una falta de seguridad vial, puesto que trabajar 14 horas conduciendo y repartiendo paquetería, es una temeridad, teniendo en cuenta que, estas furgonetas transitan en las mismas carreteras y calles que el resto de los ciudadanos, aumentando el riesgo de accidentes de tráfico por el agotamiento de los trabajadores del sector del transporte de mercancías ligeras”.

Comentarios