EE.UU. concede 623 millones de dólares en subvenciones para construir una red de carga de vehículos eléctricos

Imagen de la recarga de un camión eléctrico. Foto de archivo
Imagen de la recarga de un camión eléctrico. Foto de archivo
Los fondos desplegarán cargadores en comunidades a lo largo de las principales carreteras, promoverán empleos y el liderazgo en transporte limpio
EE.UU. concede 623 millones de dólares en subvenciones para construir una red de carga de vehículos eléctricos

La Administración Biden-Harris anunció la concesión de 623 millones de dólares (568.732.569 euros), en subvenciones para ayudar a construir una red de carga de vehículos eléctricos (EV) en todo Estados Unidos, lo que creará empleos estadounidenses y garantizará que más conductores puedan cargar sus vehículos eléctricos donde viven, trabajan y compran.

Esta es una parte fundamental del objetivo de la Administración de construir una red nacional de cargadores de vehículos eléctricos conveniente, asequible, confiable y hecha en Estados Unidos, que incluya al menos 500,000 cargadores disponibles públicamente para 2030, garantizando que los vehículos eléctricos se fabriquen en Estados Unidos con trabajadores estadounidenses.

Bajo el liderazgo del presidente Biden, las ventas de vehículos eléctricos se han más que cuadruplicado, el número de puertos de carga disponibles públicamente ha aumentado en casi un 70 por ciento y más de 4 millones de vehículos eléctricos están ahora en circulación. Estimuladas por las inversiones históricas del presidente, las empresas privadas han anunciado más de 155 mil millones de dólares en la cadena de suministro de vehículos eléctricos y baterías bajo la administración Biden-Harris. Los vehículos eléctricos son fundamentales para la transición rápida y equitativa hacia sistemas de transporte limpios, ya que no producen emisiones de escape y reducen la contaminación del aire y las emisiones de gases de efecto invernadero, principales contribuyentes al cambio climático y a las enfermedades respiratorias.

Las subvenciones anunciadas son posibles gracias al Programa de Subvenciones Discrecionales para Infraestructura de Carga y Combustible (CFI) de 2.5 mil millones de dólares de la Ley Bipartidista de Infraestructura, un programa de financiamiento competitivo, y financiará 47 proyectos de infraestructura de carga y combustible alternativo para vehículos eléctricos en 22 estados y Puerto Rico, incluidos construcción de aproximadamente 7.500 puertos de carga de vehículos eléctricos. El programa CFI complementa el programa de fórmula de Infraestructura Nacional de Vehículos Eléctricos (NEVI) de 5 mil millones de dólares (4.564.466.847 euros aprox.), para construir la “columna vertebral” de cargadores de vehículos eléctricos de alta velocidad a lo largo de las carreteras de nuestra nación. Gracias al programa NEVI, se han abierto nuevas estaciones de carga en Ohio y Nueva York, y estados como Pensilvania y Maine han iniciado la construcción.

“Estados Unidos lideró la llegada de la era automotriz y ahora tenemos la oportunidad de liderar el mundo en la revolución de los vehículos eléctricos, asegurando empleos, ahorros y beneficios para los estadounidenses en el proceso”, dijo el secretario de Transporte de Estados Unidos, Pete Buttigieg . "Esta financiación ayudará a garantizar que los cargadores de vehículos eléctricos sean accesibles, confiables y convenientes para los conductores estadounidenses, al mismo tiempo que creará empleos en la fabricación, instalación y mantenimiento de cargadores para los trabajadores estadounidenses".

Como parte de los anuncios, la Administración Federal de Carreteras está otorgando 311 millones de dólares (283.909.838 euros aprox.), a 36 proyectos comunitarios, incluidas dos tribus indias en Alaska y Arizona. Estos proyectos invierten en infraestructura de carga de vehículos eléctricos y abastecimiento de hidrógeno en comunidades urbanas y rurales, incluso en lugares convenientes y de alto uso como escuelas, parques, bibliotecas, viviendas multifamiliares y más.

Otros 312 millones de dólares (284.822.731 euros aprox), en financiación se destinarán a 11 receptores de corredores cuyos proyectos están ubicados a lo largo de carreteras designadas como Corredores de Combustibles Alternativos. Estos proyectos llenarán los vacíos en la red nacional central de carga y combustible alternativo.

El Programa CFI promueve la Iniciativa Justicia40 del presidente Biden, que estableció el objetivo de que el 40% de los beneficios generales de las inversiones federales fluyan hacia comunidades desfavorecidas que están marginadas por la falta de inversión y sobrecargadas por la contaminación. Más del 70% de la financiación del CFI anunciada apoyará sitios de proyectos en comunidades desfavorecidas.

“Todas las comunidades del país merecen acceso a un transporte limpio, conveniente y confiable”, afirmó la Secretaria de Energía de los Estados Unidos, Jennifer M. Granholm . “La Administración Biden-Harris está incorporando una red de carga accesible y hecha en Estados Unidos a miles de comunidades, al tiempo que reduce la contaminación de carbono que está impulsando la crisis climática”.

"Por mi tiempo trabajando a nivel local, sé que encontrar carga para vehículos eléctricos en una comunidad es diferente a encontrar carga a lo largo de las autopistas", dijo la subsecretaria de Transporte de Estados Unidos, Polly Trottenberg . "El USDOT se enorgullece de realizar una inversión que brindará a los estadounidenses opciones de carga convenientes y sencillas en sus comunidades".

"La Administración Federal de Carreteras se complace en anunciar estas subvenciones que llevarán la carga de vehículos eléctricos y combustibles alternativos a personas y comunidades de todo el país", dijo el Administrador Federal de Carreteras, Shailen Bhatt . "Estas inversiones a través del Programa CFI harán crecer nuestra red nacional de carga de vehículos eléctricos, respaldarán los objetivos del presidente Biden de lograr emisiones netas cero para la nación para 2050 y promoverán oportunidades para que todos los estadounidenses disfruten de los beneficios de la carga de vehículos eléctricos".

Las selecciones de proyectos en esta ronda de subvenciones incluyen:

.- 10 millones de dólares (9.128.924 euros aprox), al Departamento de Protección Ambiental de Nueva Jersey para construir estaciones de carga de vehículos eléctricos para residentes en viviendas multifamiliares en comunidades desfavorecidas y áreas rurales. El proyecto también se centrará en áreas cercanas a las estaciones de tránsito para fomentar el uso de servicios de transporte compartido, como vehículos eléctricos compartidos y opciones de viajes compartidos.

.- 15 millones de dólares (13.694.596 euros aprox.) al Centro de Energía Limpia de Maryland para construir 87 estaciones de carga de vehículos eléctricos en comunidades urbanas, suburbanas y de ingresos bajos y moderados en todo el estado. Los sitios propuestos incluyen la Universidad Estatal Coppin, una HBCU (colegios y universidades históricamente negros) en Baltimore y 34 comunidades desfavorecidas con viviendas multifamiliares. El proyecto también incluye programas de desarrollo de la fuerza laboral que ofrecen servicios para ayudar a capacitar, ubicar y retener personas en empleos bien remunerados o aprendizajes registrados.

.- 70 millones de dólares (63.908.114 euros aprox.), al Consejo de Gobiernos del Centro Norte de Texas para construir hasta cinco estaciones de abastecimiento de hidrógeno para camiones de carga medianos y pesados ​​en Dallas-Fort Worth, Houston, Austin y San Antonio. El proyecto ayudará a crear un corredor de hidrógeno desde el sur de California hasta Texas.

.- 15 millones de dólares ( 13.694.596 euros aprox),  para el condado de Contra Costa en California para construir un total de 52 cargadores rápidos y 60 cargadores de nivel 2 en 15 sucursales del sistema de bibliotecas del condado.

.- 15 millones de dólares (13.694.596 euros aprox), para Energy Northwest, una agencia operativa conjunta en el estado de Washington, para instalar 40 cargadores rápidos y 12 cargadores de nivel 2 en el oeste del estado de Washington y el norte de Oregón. El proyecto proporcionará acceso a vehículos eléctricos a comunidades mayoritariamente rurales y desfavorecidas, incluidas las tierras tribales indígenas.

.- 12 millones de dólares (10.955.677 euros aprox), para la ciudad de Mesa, Arizona, para construir 48 cargadores de vehículos eléctricos para una variedad de tamaños de vehículos, bases de carga para bicicletas y scooters eléctricos y marquesinas solares para respaldar la generación de electricidad en las estaciones.

.-1,4 millones de dólares (1.272.162 euros aprox), a la Asociación India Chilkoot, una tribu nativa de Alaska, para construir una estación de carga de vehículos eléctricos en Haines, una comunidad rural y desfavorecida donde no hay estaciones de carga de vehículos eléctricos disponibles públicamente.

Para brindar una experiencia de carga consistente a los usuarios que garantice una red de carga nacional conveniente, asequible y confiable, los cargadores de vehículos eléctricos construidos con fondos del CFI deben cumplir con los mismos estándares mínimos establecidos para los cargadores financiados por el NEVI , incluidos los requisitos de que los cargadores financiados por el CFI estén fabricados en América, además de instalarse y mantenerse de acuerdo con estrictos estándares de fuerza laboral. FHWA está trabajando en estrecha colaboración con la Oficina Conjunta de Energía y Transporte, brindando asistencia técnica en la planificación e implementación de una red nacional de cargadores de vehículos eléctricos e infraestructura de abastecimiento de combustible sin emisiones.

Comentarios