Más problemas para los transportistas con el nuevo tacógrafo digital de segunda generación

Imagen del tacógrafo inteligente de Continental. Foto: VDO
Imagen del tacógrafo inteligente de Continental. Foto: VDO
Más dolores de cabeza para las empresas y los transportistas con el nuevo tacógrafo inteligente de segunda generación que entró en vigor el pasado año
Más problemas para los transportistas con el nuevo tacógrafo digital de segunda generación

Más dolores de cabeza para las empresas y los transportistas con el nuevo tacógrafo inteligente de segunda generación que entró en vigor el pasado año. Aquellos transportistas que se acogieron en 2023 al régimen extraordinario de prematriculación para camiones y autobuses puesto en marcha por la Dirección General de Tráfico por no poder equipar el nuevo tacógrafo inteligente de segunda generación, siguen sin saber cuando deben pasar la ITV de sus vehículos en 2024 ni tampoco quien asumirá el coste de la sustitución obligatoria que deben hacer en 2025.

Desde la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer), estiman que son más de 5.000 camiones y autobuses afectados por esta medida extraordinaria, de los que la mitad aproximadamente realizan transporte internacional, a todos ellos además hay que añadir los otros 140.000 vehículos que deberán también sustituir su actual tacógrafo entre este año y el próximo.

Pero continúa el desconcierto sobre la entrada en vigor del nuevo tacógrafo inteligente de segunda generación está generando, entre las empresas y los transportistas que el pasado año 2023 adquirieron camiones y autobuses nuevos a los que los fabricantes no pudieron equiparlos con este nuevo dispositivo de control por la falta de stock suficiente por parte de las dos únicas multinacionales homologadas a nivel europeo para producir estos nuevos tacógrafos inteligentes, a pesar de que la normativa europea estableció su entrada en vigor el pasado 21 de agosto.

Ante este problema, asociaciones de transportistas como Fenadismer, pidieron en su momento a la Dirección General de Tráfico que habilitara un régimen extraordinario de “prematriculación” permitiendo que dichos vehículos fueran matriculados con posterioridad a dicha fecha siempre que fuera antes del pasado 31 de Diciembre, una prórroga a la que se acogieron más países de la UE, aunque vayan equipados con la anterior versión del tacógrafo. Para salvar dicha situación se ideó que en el permiso de circulación constara como fecha de primera matriculación el 18 de agosto, para evitar de este modo el incumplimiento de la normativa europea, añadiendo a  continuación en el propio documento la fecha posterior real de matriculación.

De acuerdo con diferentes estimaciones oficiales, el número de vehículos afectados por este régimen excepcional estaría en torno a los 5.000 entre camiones y autobuses, muchos de los cuales se enfrentan ahora al dilema de saber en qué fecha tendrán que pasar su primera revisión técnica de la ITV en este año 2024, si la fecha inicial asignada o al fecha real de matriculación posterior, lo que exigirá por la DGT o el Ministerio de Industria dictar una resolución aclaratoria al respecto.

Pero el problema no se queda solo ahí, ya que a su vez todos estos vehículos que vayan a realizar transporte internacional, aproximadamente unos 2.000, se verán obligados a sustituir el tacógrafo que los fabricantes les han instalado por un tacógrafo inteligente de segunda generación antes de agosto de 2025, sin que a hasta la fecha sepan quién va a asumir el coste de dicha adaptación.

Recordamos que todos los demás vehículos de transporte actualmente en circulación, que se dediquen a transporte internacional, y que  vayan equipados con tacógrafos analógicos o digitales de anterior generación anteriores al 15 de junio de 2019, tendrán también la obligatoriedad de instalar un nuevo tacógrafo inteligente de segunda generación antes del próximo mes de Diciembre. Y los vehículos que lleven actualmente instalado un tacógrafo inteligente de primera generación deberán sustituirlo por el de segunda generación antes de Agosto de 2025

Según las estimaciones que hacen desde Fenadismer, los vehículos en España obligados a hacer el “retrofit” de sus actuales tacógrafos podría superar las 140.000 unidades, de los cuales 130.000 serían camiones o cabezas tractoras y 10.000 autobuses, los cuales deberán sustituir sus tacógrafos en las fechas señaladas anteriormente, salvo que sean renovados por vehículos nuevos.

Comentarios