Vehículos eléctricos: Un papel clave en la descarbonización del transporte

Vehículos eléctricos: Un papel clave en la descarbonización del transporte
Imagen de Vehículos eléctricos: Un papel clave en la descarbonización del transporte
Vehículos eléctricos: Un papel clave en la descarbonización del transporte

Redacción.- Las ventajas ambientales de los vehículos eléctricos (EV) ahora están demostradas y ampliamente documentadas. Sin embargo, quedan algunos mitos, en su mayoría basados ​​en datos antiguos o percepciones erróneas. Con un informe, Transport & Environment pretende arrojar luz sobre el estado real de la tecnología eléctrica y su lugar en la movilidad del mañana.

El coche del mañana será eléctrico.

En 2021, casi uno de cada diez vehículos vendidos en Francia era 100 % eléctrico. Durante los primeros seis meses de 2022, la cuota de mercado de los vehículos eléctricos e híbridos es del 20,2% (fuente ACEA). El turno ha comenzado. La mayoría de los fabricantes han anunciado un objetivo 100 % eléctrico para 2030: Ford, Volvo, Stellantis, Renault, Hyundai y el número de modelos eléctricos está aumentando muy rápidamente.

Los avances normativos obtenidos a nivel europeo para desarrollar el vehículo eléctrico son innegables: Final de la venta de nuevos motores térmicos en 2035, regulación de baterías, regulación sobre infraestructuras de recarga (AFIR). Sin embargo, a pesar de los resultados positivos arrojados por los análisis medioambientales, el vehículo eléctrico sigue alimentando la polémica: A menudo se subestima su papel en la descarbonización del sector del transporte, las cuestiones medioambientales relacionadas con la producción de baterías y la gestión de su fin de vida, si son reales, se malinterpretan y los vínculos entre los vehículos eléctricos y el consumo de energía están sujetos a manipulación.

Este resumen hace un balance del vehículo eléctrico: sus ventajas para descarbonizar el transporte, incluso frente a otras alternativas (en particular, el hidrógeno), y las palancas para reducir la huella ambiental de la batería.

También hace el vínculo entre el despliegue de la electromovilidad y la transición energética y propone abrir la reflexión sobre la evolución de los coches y su uso. El vehículo eléctrico es la mejor opción para la descarbonización de turismos y vehículos comerciales ligeros. Por tanto, es decisivo que los países europeos aceleren su despliegue.

En este enlace se puede leer el informe de Transport & Environment (en francés): Briefing-VE-Version-finale-Juillet22.docx

Foto de archivo

Vehículos eléctricos: Un papel clave en la descarbonización del transporte