Dirección y trabajadores concluyen la reunión sin soluciones en el conflicto del transporte público de Vitoria

Imagen de un autobús de Tuvisa. Foto de archivo
Imagen de un autobús de Tuvisa. Foto de archivo
Los trabajadores de Tuvisa realizarán una huelga indefinida a partir del 10 de febrero, "si no hay mejoras en el servicio"
Dirección y trabajadores concluyen la reunión sin soluciones en el conflicto del transporte público de Vitoria

Dirección y comité de empresa de la sociedad de transporte urbano de Vitoria-Gasteiz han finalizado una nueva reunión sin lograr alcanzar ningún avance en las negociaciones de cara a poder solucionar el conflicto laboral existente en Tuvisa.

Según ha manifestado el portavoz del comité de empresa, Asier López de Sabando, los sindicatos no han recibido "nada" por parte del Ayuntamiento; mientras que el presidente de Tuvisa, Iñaki Gurtubai, ha señalado que "las posturas siguen alejadas". Gurtubai ha manifestado que el Ayuntamiento "no comparte la idea de empeorar el servicio a los ciudadanos, para que mejoren las condiciones laborales de los trabajadores".

Por su parte, López de Sabando ha explicado que la dirección de Tuvisa no les ha trasladado "ningún tipo de propuesta" y tan solo les ha pedido aclaración sobre el punto del fichaje, asunto en el que la parte sindical le ha reiterado "el problema de que no se contabiliza el tiempo total de la jornada de trabajo", además de ponerle encima de la mesa "una posible solución. En el resto de puntos, la dirección se ha remitido a los planteamientos ya rechazados por el 90% de la plantilla en la asamblea general", ha añadido, para exponer que han quedado para convocar una nueva reunión, en la que espera que la dirección presente una nueva propuesta.

Huelga indefinida 

En la asamblea general, los trabajadores acordaron realizar una huelga indefinida a partir del 10 de febrero si no hay "mejoras" en el servicio, para reiterar sus demandas en el servicio de autobuses urbanos de Vitoria-Gasteiz, cuya situación, según denuncia, resulta "insostenible. La plantilla de Tuvisa va a seguir trabajando para no llegar al 10 de febrero, día de Carnavales, con una huelga indefinida, en la que, además de los trabajadores de Tuvisa, los mayores damnificados van a ser los ciudadanos de Vitoria-Gasteiz", ha manifestado López de Sabando, al respecto.

Entre sus demandas, los trabajadores reclaman incrementar el número de autobuses desplegados en las calles de Vitoria-Gasteiz, para disponer de "más tiempo para realizar los recorridos y cumplir con las frecuencias prometidas por el Ayuntamiento". A su vez, exigen que se cumpla con el Real Decreto que obliga a las empresas a tener un registro horario "efectivo", dado que parte de la jornada laboral de la plantilla "no se está contabilizando". Por otra parte, solicitan que se reviertan las "privatizaciones" que se han producido en el servicio.

Comentarios