La MCP incorpora nueve autobuses 100% eléctricos a la flota del Transporte Urbano Comarcal

Foto: Transporte Urbano Comarcal de Pamplona
Foto: Transporte Urbano Comarcal de Pamplona
Está previsto que hasta junio se incorporen los diez vehículos restantes, correspondientes a la última adquisición
La MCP incorpora nueve autobuses 100% eléctricos a la flota del Transporte Urbano Comarcal

El Transporte Urbano Comarcal de Pamplona  incorpora hoy nueve autobuses 100% eléctricos que se integrarán en los próximos días a la flota. En el acto de presentación de las nuevas villavesas, celebrado en las cocheras del TUC, han intervenido la delegada del Gobierno en Navarra, Alicia Echeverría; la directora general de Transportes y Movilidad Sostenible del Gobierno de Navarra, Berta Miranda; el presidente de la MCP, David Campión y el director general del Grupo Moventis, Juan Giménez.

Los nueve vehículos presentados hoy son del modelo ‘Irizar ieTRAM 12’ de 12 metros de longitud, exactamente iguales al autobús presentado el pasado mes de septiembre. Los vehículos presentan un diseño vanguardista con estética de tranvía, están dotados de baterías de última generación Irizar de 430 kWh y equipados con motores con una potencia máxima de tracción de 240 kW. La potencia de carga es de 100 kW y la carga se realiza en menos de 5 horas. Cada bus cuenta con una capacidad de energía embarcada que garantiza una prestación de servicio mínimo de 16,5 horas.

Cada vehículo tiene una capacidad para 80 personas, cuenta con tres puertas deslizantes –tipo tren–, 26 asientos (4 de ellos para personas con movilidad reducida), dos zonas para sillas de ruedas y carritos y doble rampa de acceso para sillas de ruedas (eléctrica + manual).

Como ejemplo de la tecnología que incorpora este modelo de vehículo cabe señalar que, en lugar de espejos retrovisores, cuenta con dos cámaras digitales que proyectarán sus imágenes en las pantallas situadas en el puesto de conducción, lo que garantiza una excelente visibilidad en todas las condiciones de iluminación. Además, en los nuevos vehículos se da relevancia a la seguridad pasiva del entorno con los sistemas ADAS (Sistemas Avanzados de Ayuda a la Conducción) que contribuyen a minimizar situaciones de riesgo que pudieran surgir durante la conducción.

Está previsto que en el próximo mes de junio se incorporen los diez vehículos restantes, correspondientes en este caso a la renovación de la flota del año 2024. Todos estos nuevos autobuses 100% eléctricos se suman a los siete autobuses eléctricos ya existentes: seis que han operado en la línea 9 desde el año 2019 y el bus presentado el pasado mes de septiembre, destinado a la línea 3.

Instalación de carga

Cabe recordar que para la carga de los nuevos buses el año pasado fueron instalados en la nave de las cocheras del TUC diez equipos de carga rectificadores de 180 kW que alimentan a 10 dispensadores con doble salida, que permiten cada uno de ellos la carga simultánea de dos autobuses: 90 kW cada uno o de uno solo a la máxima carga que permita el vehículo (hasta 180 kW).

Para alimentar a estos equipos se ha habilitó una línea de media tensión de 13,2 kV desde el centro de transformación existente en la campa de las cocheras hasta un nuevo centro de transformación de 2.500 kVA instalado en el interior de la nave junto a los rectificadores. La instalación cuenta con una plataforma Bia Could que permite gestionar la carga de vehículos monitorizando en tiempo real y gestionando el proceso de carga de forma remota, de manera inteligente y utilizando tecnologías de aprendizaje automático.

Fondos ‘Next Generation EU’

La adquisición de los nuevos vehículos se ha realizado gracias a los fondos europeos dirigidos a la transformación sostenible del Transporte Urbano por los que la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona recibió del Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible (MITMA) 4,9 millones de euros. La propuesta de la MCP contemplaba la adquisición de 20 autobuses eléctricos de 12 metros (ayuda de 4 millones de euros) y la instalación de 20 puntos de carga lenta de 90 kw cada uno y adaptación de cocheras para ese fin (ayuda de 910.580 euros).

Concretamente, el precio de cada vehículo es de 498.000 euros y la subvención del MITMA dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia asciende a 200.000 euros por vehículo. En cuanto a la red de recarga eléctrica, la redacción de proyecto, suministro e instalación de 20 puntos de recarga e infraestructura necesaria en cocheras fue adjudicada a Iberdrola por 811.232,96 euros. La subvención del MITMA ha cubierto el 90% de ese coste.

Hay que recordar que, como respuesta a la crisis causada por la pandemia, el Consejo Europeo aprobó en julio de 2020 la creación de los fondos ‘Next Generation EU’, un plan de estímulo económico financiado por la Unión Europea. Dotado con 750.000 millones de euros, la lucha contra el Cambio Climático y la descarbonización debía representar como mínimo el 35% de las actuaciones. De estas cifras, a España le correspondieron 140.000 millones de euros en transferencias y créditos. Las ayudas a Entidades Locales para la implantación de zonas de bajas emisiones y la transformación digital y sostenible del transporte urbano suponen 1.000 millones de euros correspondientes a los planes de recuperación. El reparto se destinó a impulsar proyectos de movilidad sostenible en 170 municipios españoles con más de 50.000 habitantes, capitales de provincia y municipios con entre 20.000 y 50.000 habitantes, así como a dos entes supramunicipales: la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB). 

Plan de energías menos contaminantes

La implantación de la movilidad eléctrica en el transporte urbano lleva aparejada grandes ventajas medioambientales. Además de no emitir gases nocivos para la salud humana vinculados a la quema del gasoil, los nuevos vehículos son mucho más silenciosos, con lo que también contribuyen a atenuar el ruido en los entornos urbanos.

En 2021 la MCP aprobó el II Plan de energías menos contaminantes del TUC para la progresiva sustitución de autobuses contaminantes. En consecuencia, la MCP ya no incorpora más autobuses de gasoil y continua con el abandono progresivo de este combustible en la flota del Transporte Urbano. Cabe recordar que entre 2022 y 2023 la MCP incorporó 13 autobuses propulsados por gas natural comprimido (GNC) y 6 híbridos GNC-eléctricos, en todos los casos con gas de Garantía de Origen Renovable (GdO). A estos ahora se suman los nuevos buses 100% eléctricos. Con estas decisiones la Mancomunidad se encamina hacia su objetivo general de ser ‘Neutra en Carbono en 2030’.

Una flota de 163 vehículos con una edad media de 6,86 años

Los nueve vehículos 100% eléctricos se incorporarán en los próximos días a la flota y está previsto que presten servicio diurno completo en las líneas L2 (San Ignacio – Etxabakoitz), L3 (Circular oeste: centro – Ansoáin) y L21 (Circular este: centro – Ansoáin). Con la retirada de los cinco vehículos más antiguos, se registrará un incremento temporal de la flota del TUC que llegará a 163 vehículos y será revisada tras las fiestas de San Fermín. La edad media será de 6,86 años.

Del total de la flota, 64 vehículos son articulados (18 metros), 97 de 12 metros y 2 de 10 metros. Cabe señalar que con la incorporación de los nuevos vehículos el Transporte Urbano Comarcal cuenta con 66 vehículos híbridos diésel-eléctricos, 16 eléctricos y 19 propulsados por gas de origen renovable, lo que supone que el 62% de la flota esté integrada por vehículos ambientalmente eficientes.

Comentarios