La plantilla de Vitrasa convoca huelga indefinida ante la negativa de la empresa a negociar el acuerdo

Foto de archivo
Foto de archivo
Insisten en que tanto la dirección de Vitrasa como el Ayuntamiento de Vigo están impidiendo una posible solución al conflicto
La plantilla de Vitrasa convoca huelga indefinida ante la negativa de la empresa a negociar el acuerdo

El comité de empresa de Vitrasa celebró ayer una consulta entre los trabajadores de la concesionaria de transporte urbano del Ayuntamiento de Vigo, que optaron mayoritariamente por intensificar las movilizaciones, según informa la Confederación Sindical Gallega (CIG).

La plantilla de Vitrasa, la concesionaria de transporte urbano del Ayuntamiento de Vigo, decidió ayer por mayoría convocar una huelga indefinida a partir del próximo sábado 25 de noviembre ante la negativa de la empresa a negociar el convenio colectivo y después de que 13 trabajadores fueran sancionados con 60 días de prisión. suspensión de empleo y salario en el marco de las huelgas parciales que se están llevando a cabo.

La decisión se tomó tras la consulta realizada ayer por el comité de empresa entre los trabajadores, que se celebró en las propias instalaciones de la empresa de 5:00 a 00:00 horas y que registró un alto nivel de participación. Los resultados de la votación mostraron el compromiso de la plantilla de endurecer las movilizaciones, ya que 214 personas optaron por convocar una huelga indefinida, frente a las 30 que se mostraron favorables a suspender las protestas. Además, se mantienen las dos jornadas de paro y las movilizaciones previstas para este miércoles 8 y para el jueves 9.

Por otro lado, la representación de la plantilla envió una solicitud al Consistorio de Vigo para que se proceda a la rectificación del decreto de servicios mínimos, tras la sentencia del TSXG que insta a corregir la operación por vulneración del derecho de huelga.

Finalmente, insisten en que tanto la dirección de Vitrasa como el Ayuntamiento de Vigo están impidiendo una posible solución al conflicto, la concesionaria con su negativa a negociar el acuerdo "ya que se encuentra en una posición muy cómoda con decretos de servicios mínimos hechos a su medida"  y el gobierno local "culpa a unos trabajadores que sólo defienden sus legítimos derechos".

Comentarios