Trabajadores de Vitrasa protestan en el acto de la Constitución y Caballero sale escoltado por Policía

Foto: Europa Press
Foto: Europa Press
Los empleados de la concesionaria, que están en huelga indefinida desde el pasado 25 de noviembre, se concentraron por la mañana ante el Ayuntamiento
Trabajadores de Vitrasa protestan en el acto de la Constitución y Caballero sale escoltado por Policía

Los trabajadores de Vitrasa, concesionaria del bus urbano de Vigo, han trasladado este martes sus protestas a las puertas del museo Marco, donde se ha celebrado el acto institucional con motivo del Día de la Constitución, y han increpado al alcalde, Abel Caballero, a su salida del edificio, persiguiéndolo mientras el regidor caminaba por la calle lateral del museo, escoltado por agentes de la Policía Nacional.

Los empleados de la concesionaria, que están en huelga indefinida desde el pasado 25 de noviembre, se concentraron por la mañana ante el Ayuntamiento, antes de trasladarse a la entrada del museo Marco, donde la Federación de Asociaciones de Vecinos (Favec) había convocado una concentración para reclamar una salida al conflicto del bus urbano.

El entorno del Marco ha estado blindado por efectivos de Policía Nacional durante la celebración del acto del Día de la Constitución, presidido por el delegado del Gobierno en Galicia, Pedro Blanco, y con presencia de numerosas autoridades, entre ellas Abel Caballero. Mientras, en el exterior, los trabajadores de Vitrasa y representantes de CIG, UGT, USO y CC.OO. gritaban consignas como "Menos luces, más autobuses", "Caballero vendeobreros" o "Vitrasa culpable, alcalde responsable".

El alcalde salió del edificio unos 40 minutos después de que terminase el acto, acompañado por Pedro Blanco y por Abel Losada, y se dirigió hacia un lateral del Marco, mientras los trabajadores lo seguían calle arriba, contenidos por un 'cordón' de vallas y de agentes de Policía.

En la parte trasera del museo se encontraba estacionado el coche oficial del regidor pero éste rehusó utilizarlo y siguió caminando, mientras se dirigía a los trabajadores levantando una mano con los dedos formando la 'V'. Finalmente, en el cruce con la calle Progreso, giró y se encaminó hacia el Ayuntamiento, mientras los trabajadores eran retenidos por la Policía y seguían increpándolo al grito de "sinvergüenza".

La Policía ha identificado a tres personas que se encontraban en el grupo que increpaba al regidor, y ha propuesto a una de ellas para sanción por el lanzamiento de un papel al paso del alcalde. No obstante, se trata de personas que no tienen relación con el conflicto de Vitrasa ni son trabajadores de la empresa, sino que se unieron a la protesta para intentar abordar al alcalde por otros motivos.

No es la primera vez que Abel Caballero y los trabajadores de Vitrasa protagonizan un 'encontronazo'. El pasado 14 de noviembre los trabajadores de la concesionaria se concentraron en las inmediaciones del ascensor Halo, donde el alcalde acudió a presenciar unas pruebas de iluminación, y también lo increparon. Entonces, el regidor también se encaró con ellos, haciendo con la mano la 'V' y recordándoles que "solo" eran "tres".

Comentarios