10 detenidos por introducir hachís por el puerto de Algeciras oculta en dobles fondos. Vídeo

Foto: Guardia Civil/Agencia Tributaria
Foto: Guardia Civil/Agencia Tributaria
Los investigadores detectaron la existencia de una red criminal dedicada al transporte de grandes cantidades de hachís ocultas en todo tipo de dobles fondos practicados en remolques
10 detenidos por introducir hachís por el puerto de Algeciras oculta en dobles fondos. Vídeo

Una operación conjunta del Servicio de Vigilancia Aduanera y de la Guardia Civil ha permitido desarticular una organización dedicada al tráfico de hachís acusada de introducir 5.560 kilogramos de droga a través del puerto de Algeciras (Cádiz) ocultos en dobles fondos practicados en remolques.

La denominada operación 'Completum', desarrollada por la Unidad de Análisis y Riesgo (UAR), integrada por funcionarios del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y por guardias civiles de la Compañía Fiscal y de Fronteras del Puerto de Algeciras, ha finalizado con diez detenidos y la intervención además de once medios de transporte terrestres, principalmente remolques.

Según han explicado en una nota conjunta, la investigación comenzó en octubre de 2022 cuando los investigadores detectaron la existencia de una red criminal dedicada al transporte de grandes cantidades de hachís ocultas en todo tipo de dobles fondos practicados en remolques.

La peculiaridad de esta organización es que llegaba a conseguir un alto grado de eficacia a la hora ocultar la sustancia y aprovechar al máximo las cavidades practicadas en estos transportes. Tanto es así, que se hacía realmente complicada la detección de las sustancias a través de escáneres o mediante la acción de canes del Grupo Cinológico de la Comandancia de Algeciras.

Se han llevado a cabo aprehensiones en techos, suelos, paredes y depósitos de combustible, todo con ello con una manufactura muy complicada de detectar.

Además, la red se encargaba de reclutar personas que, mediante algún tipo de contraprestación, estuvieran dispuestas a figurar como titulares de los remolques en los que introducían la droga. También se servían de placas de matrícula marroquís e incluso en algún caso utilizaron datos de personas fallecidas para los mismos fines. Todas estas maniobras tenían como objetivo dificultar la identificación de los responsables de los envíos.

En conjunto, y tras realizar diversas actuaciones en los últimos ocho meses, entre ellas más de una decena con 400 kilos de media por incautación, se ha procedido a la aprehensión de un total de 5.560 kilos de hachís, valorados en más de once millones de euros, la detención de diez personas y la investigación de dos personas más. Además, se han intervenido once medios de transporte terrestres, principalmente remolques.

Comentarios