Desarticulado un grupo dedicado a estafar mediante la compra y venta de europalés

Desarticulado un grupo dedicado a estafar mediante la compra y venta de europalés. Foto: Guardia Civil
Desarticulado un grupo dedicado a estafar mediante la compra y venta de europalés. Foto: Guardia Civil
Hasta el momento se ha esclarecido una quincena de delitos cuyas víctimas radican en Murcia, Cádiz, Sevilla y Badajoz
Desarticulado un grupo dedicado a estafar mediante la compra y venta de europalés

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado la operación 'Palfit', una investigación iniciada para esclarecer una serie de estafas a empresas del sector de la compraventa de europalés, que se ha saldado con la desarticulación de un grupo delictivo, integrado por tres personas, que han sido investigadas como presuntas autoras de los delitos de estafa, usurpación, amenazas y coacciones. 

Durante la operación, que aún continúa abierta, el equipo ROCA (contra robos en el campo) de la Benemérita ha esclarecido hasta el momento una quincena de delitos cometidos en varias provincias, no descartando que esta cifra pueda aumentar considerablemente. La Guardia Civil abrió la operación el pasado mes de abril, cuando el responsable de una empresa de Fortuna denunció ante la Guardia Civil haber sufrido una estafa relacionada con el envío de los productos pactados sin haber recibido la cuantía acordada.

Según el denunciante, los autores de los hechos, vía telefónica y utilizando datos fraudulentos de una empresa de Almería, contrataron la compra de cerca de un millar de europalés, simulando el pago mediante un justificante de transferencia bancaria, lo que originó el envío de los productos. Unos días después, la empresa de Fortuna comprobó que la transferencia bancaria no se materializaba y que el dinero pactado no llegaba a su destino, descubriendo entonces la estafa.

Tras verificar los hechos delictivos denunciados, los guardias civiles actuaron con celeridad para obtener todos los indicios posibles e intentar averiguar la trazabilidad de la mercancía servida e impagada. Los primeros pasos de la operación llevaron a los investigadores hasta un almacén del municipio almeriense de Pulpí, donde los productos obtenidos ilícitamente eran cambiados de camiones para intentar evitar ser detectados.

Una vez descargada la mercancía en el almacén de Pulpí (Almería), la misma era nuevamente cargada y trasladada hasta una empresa de San Isidro (Alicante), dedicada a la compra de europalés, exigiendo a la misma el pago mediante transferencia inmediata.

El modus operandi empleado por esta trama delictiva consistía en contactar telefónicamente con empresas dedicadas a la venta de europalés y, haciéndose pasar de modo fraudulento por comerciales de empresas reales de Murcia y Almería, compraban camiones completos de europalés. Una vez en poder de la mercancía a coste cero, la vendían a otras empresas del sector.

Para dar credibilidad a la operación, simulaban el pago a los proveedores mediante el envío por correo electrónico de justificantes bancarios de transferencia que, en realidad, nunca llegaban a realizarse.

Medidas de seguridad para el engaño y evitar ser detectados

Para dificultar la acción policial, los autores de los hechos utilizaban múltiples líneas de teléfono dadas de alta suplantando la identidad de terceras personas, así como correos electrónicos creados al efecto para inducir a error a las víctimas.

El desarrollo de la investigación ha permitido averiguar que tras la trama delictiva ahora desmantelada se encuentran numerosas empresas que han sido víctimas de estos hechos delictivos. Hasta el momento se ha esclarecido una quincena de delitos cuyas víctimas radican en Murcia, Cádiz, Sevilla y Badajoz, aunque se estima que tanto el número de delitos como el de víctimas pueda aumentar notablemente.

Algunas de las empresas implicadas en estos hechos desconocían estar siendo víctimas tanto de estafa como de usurpación, siendo conscientes del engaño tras la comunicación de la Guardia Civil. Por otro lado, se ha contactado con varias personas que desconocían que se estaban utilizando sus datos personales para dar de alta las líneas telefónicas con las que se cometían los hechos delictivos ahora esclarecidos.

Durante el desarrollo de la operación, uno de los camiones procedentes de Villafranca de los Barros (Badajoz), con una carga de doce toneladas de eruropalets, fue interceptado por los guardias civiles antes de descargar en San Isidro (Alicante), lo que permitió evitar así la pérdida de la mercancía para la empresa implicada y ponerla a disposición de su legítimo propietario.

Además de frustrar la consumación de la estafa anterior, los investigadores de la Benemérita han recuperado 2.400 europalés obtenidos mediante engaño y han identificado y localizado en Almería a los tres integrantes del grupo delictivo que presuntamente se encontraban tras la autoría de estos hechos delictivos, los cuales han sido investigados y se les ha instruido diligencias como presuntos autores de los delitos de estafa, usurpación, amenazas y coacciones.

La Guardia Civil continúa con la operación abierta, no descartando nuevas actuaciones y detenciones, así como que la cifra de perjudicados por estas actividades delictivas pueda aumentar. Los investigados, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Cieza (Murcia).

Comentarios