Dos detenidos por amenazar a un conductor de la EMT, robarle y romper varias lunas del autobús

Dos detenidos por amenazar a un conductor de la EMT, robarle y romper varias lunas del autobús

Dos hombres fueron detenidos el lunes por la mañana acusados de amenazar a un conductor de la EMT de la línea 23 (El Espinillo-Plaza Mayor) y de romper varias lunas del autobús en la calle de Toledo, según la Jefatura Superior de Policía.

Los arrestados son Carlos N. C, de 32 años y nacionalidad nicaragüense y Antonio B. V., de 28 años. Ambos cuentan con antecedentes policiales y fueron apresados por la Policía Nacional en la calle Carnero, a unos 300 metros de la Puerta de Toledo. Según las primeras averiguaciones, iban algo ebrios.

Los agentes buscan a otros dos implicados en los altercados. Los hechos ocurrieron a las 10.00 horas cuando cuatro personas subieron al autobús, a la altura de la calle de Toledo, 99. Ninguno de ellos pagó el billete por lo que el conductor del autobús les dijo que deberían de abonarlo y que, en caso contrario, se deberían bajar del vehículo. Finalmente, sólo uno de ellos pasó el abono y el resto se negó a pagar.

El conductor, de 55 años y que iba dentro de una mampara de seguridad, salió de su asiento y les obligó a pagar. En ese momento fueron a por él y el chófer volvió a meterse dentro de la mampara. Le amenazaron y uno de ellos metió la mano por el agujero y le arrebató varias monedas del cajetín. El conductor le agarró por la mano al chico que se llevaba las monedas y pidió a los viajeros que llamasen a la Policía. En ese momento había unas 30 personas en el autobús.

Finalmente, los cuatro agresores se apearon y el conductor cerró las puertas. En vez de marcharse los cuatro se fueron a por unas botellas de un contenedor de cristal y empezaron a golpear con ellas los cristales de la entrada del vehículo. Fracturaron las lunas de la puerta delantera del autobús. A continuación, se dieron la vuelta y se lanzaron a por la ventanilla donde va sentado el conductor. Uno de los agresores lanzó la botella contra la luna llegando a romperla.

En ese momento llegó un coche patrulla de la Policía Nacional que detuvo a dos de los cuatro implicados en los incidentes en la calle Carnero. Tanto los viajeros como el conductor reconocieron a los apresados como los autores de los altercados. Ambos fueron identificados como los que lanzaron las botellas contra las lunas del autobús. La línea 23 de la EMT cubre el servicio entre el barrio del Espinillo de Villaverde y la Plaza Mayor y cuenta con mampara de seguridad para los conductores. El chófer no resultó herido.

elmundo.es

Comentarios