Incautados 4.200 kilos de hachís que se pretendían introducir por los caños de Sancti Petri (Cádiz)

Foto: Guardia Civil
Foto: Guardia Civil
La Guardia Civil ha abortado un alijo de hachís e interceptado el camión en el que se pretendía sacar la droga
Incautados 4.200 kilos de hachís que se pretendían introducir por los caños de Sancti Petri (Cádiz)

Europa Press.- La Guardia Civil de Cádiz ha abortado un alijo de hachís que pretendía introducirse en el país utilizando la zona de caños de Sancti Petri, en Chiclana de la Frontera (Cádiz), aprehendiendo 4.200 kilos de esta droga y el camión frigorífico en el que se pretendía sacar el estupefaciente del punto de alijo. 

Este operativo, que aún continúa abierto y por el que no se descartan nuevas detenciones, ha permitido poner a disposición judicial a un ciudadano francés que trataba de eludir la acción policial, como ha informado la Guardia Civil en una nota. 

El operativo tuvo lugar durante la madrugada del pasado domingo 5 de febrero, cuando el Servicio de Vigilancia Exterior detectó una embarcación de alta velocidad que navegaba sin luces hacia el interior de la zona de caños existente entre los términos municipales de San Fernando y Chiclana. Ante la posibilidad de que se tratase de un alijo de drogas, se organizó un dispositivo de intercepción en tierra que permitiese abortar la operación. 

El dispositivo, integrado por patrullas del Puesto Principal de Chiclana de la Unidad de Seguridad Ciudadana y el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga --ambos de la Comandancia de Cádiz--, permitió localizar a un grupo de personas que compondrían la "colla" que descargaría la embarcación y que esperaban junto a un vehículo de grandes dimensiones. Tras producirse el desembarco de la droga, los guardias civiles hicieron patente su presencia mediante el uso de señales acústicas y luminosas, iniciándose un seguimiento del vehículo citado, el cual se trataba de un camión frigorífico de la marca Mercedes. 

Usaban un camión robado en San Cugat en 2021

La oscuridad de la noche y la complejidad de la orografía del terreno, determinó que los agentes se centraran en la detención y aseguramiento del vehículo, prolongándose el seguimiento hasta el camino paralelo a la A-48, lugar donde se interceptó el camión. En ese momento se detuvo a un ciudadano de nacionalidad francesa, y se comprobó que el habitáculo de carga se encontraba repleto de fardos de hachís. 

Por todo ello, se procedió a su inmediata detención como presunto autor de un delito contra la salud pública, siendo trasladado a dependencias de la Guardia Civil de Cádiz, donde permanece detenido a la espera de pasar a disposición judicial. La droga aprehendida, arrojó un peso de 4.200 kilos que se repartían en 117 fardos de arpillera. El camión se había sustraído en San Cugat del Vallés en mayo de 2021, según ha señalado la Guardia Civil.

Comentarios