Michelin, Antin y Enviro construirán la primera planta de reciclado de neumáticos fuera de uso de Suecia

Foto: Michelin
Foto: Michelin
La empresa conjunta se ha adjudicado una serie de contratos plurianuales para el suministro de neumáticos fuera de uso, negro de humo y aceite de pirólisis procedente del reciclado
Michelin, Antin y Enviro construirán la primera planta de reciclado de neumáticos fuera de uso de Suecia

La empresa conjunta formada por Antin y Enviro en marzo de 2023 con el objetivo de construir varias plantas de reciclaje en Europa anuncia su decisión final de inversión para construir su primera planta de reciclado de neumáticos usados. Antin es el accionista mayoritario de la empresa conjunta, Michelin un accionista minoritario y Enviro tiene la opción de convertirse en un accionista minoritario significativo.

La primera planta, en Uddevalla (Suecia), ha obtenido todos los permisos y autorizaciones medioambientales y de construcción necesarios. La construcción ya ha comenzado y la planta debería estar operativa en 2025. Con un objetivo inicial de procesar unas 35.000 toneladas de neumáticos fuera de uso al año, se espera que la planta cree hasta 40 puestos de trabajo locales en su primera fase.

Contratos de suministro plurianuales

Además de obtener financiación para la construcción de la planta, la empresa conjunta ha firmado una serie de contratos plurianuales para el suministro de neumáticos fuera de uso, así como de negro de humo y aceite de pirólisis procedente del reciclado. En este contexto, Michelin sigue apoyando proactivamente el desarrollo de ecosistemas de reciclado de neumáticos y se compromete a colaborar en los futuros desarrollos de esta empresa conjunta. Como ejemplo, Michelin ha firmado un acuerdo plurianual para suministrar negro de humo y aceite de pirólisis.

Un millón de toneladas                                              

Como se anunció anteriormente, la empresa conjunta tiene previsto construir plantas en toda Europa, con el objetivo de alcanzar una capacidad total anual de reciclado de un millón de toneladas de neumáticos fuera de uso. Una vez que la planta de Uddevalla esté operativa, la empresa conjunta empezará a construir plantas adicionales en otros países europeos para garantizar un rápido despliegue de la tecnología. Antin y Enviro ya han acordado un plan de financiación para la construcción de estas plantas.

El volumen de neumáticos que llegan al final de su ciclo de vida y son desechados no ha dejado de aumentar, hasta alcanzar los 3,5 millones de toneladas anuales sólo en Europa.

Esta empresa conjunta se creó para desarrollar el reciclado de neumáticos usados en Europa, mediante la producción de materias primas sostenibles. Los principales materiales producidos son el negro de humo y los aceites recuperados, que pueden reutilizarse en la fabricación de neumáticos y en la industria petroquímica. Al sustituir el negro de humo virgen por el material reciclado producido por la empresa conjunta, es posible reducir en más de un 90% las emisiones derivadas del uso del negro de humo convencional.

“Michelin apoya firmemente la creación de esta empresa conjunta entre Enviro y Antin. La aventura comenzó en 2020 cuando Michelin tomó una participación en Enviro para apoyar la evolución de esta tecnología. La empresa conjunta creada con nuestros socios Enviro y Antin entra ahora en una nueva fase con la inversión destinada a construir esta primera planta en Suecia. La puesta en marcha de este ambicioso programa industrial, que pretende desarrollarse a escala europea, se inscribe perfectamente en los objetivos estratégicos del grupo Michelin de alcanzar el 100% de materiales renovables y reciclados de aquí a 2050, reduciendo al mismo tiempo el impacto medioambiental global de sus neumáticos”, declara Maude Portigliatti, Directora de Negocio de Materiales de Alta Tecnología y Miembro del Comité Ejecutivo del grupo Michelin.

Una innovación revolucionaria en el reciclado

Scandinavian Enviro Systems ha desarrollado una tecnología de reciclado patentada, propia y modular que extrae materias primas de los neumáticos fuera de uso, como el negro de humo y el aceite de pirólisis. Cuando estas materias primas se utilizan para sustituir a los combustibles fósiles correspondientes, ofrecen importantes beneficios medioambientales, incluida una reducción sustancial de las emisiones de dióxido de carbono.

Comentarios