GNV abastece sus buques con Biofuel y participa en la botadura de prueba de su segundo ferri de nueva construcción. Fotos

Fotos: GMV
Fotos: GMV
El nuevo buque “GNV Orion”, cuya entrega definitiva está prevista para el verano de 2025, fue sometido a una botadura de prueba el pasado 27 de junio en el astillero chino Guangzhou Shipyard International (GSI)
GNV abastece sus buques con Biofuel y participa en la botadura de prueba de su segundo ferri de nueva construcción. Fotos

La semana pasada, GNV (Grupo MSC) presentó a nivel internacional sus últimas novedades, que suponen importantes avances en el ámbito de la reducción de las emisiones del sector naval y posicionan a la compañía de navegación a la cabeza de las innovaciones para la sostenibilidad del transporte por ferri.

El pasado 27 de junio, su nuevo buque «GNV Orion» fue sometido a una botadura de prueba en el astillero chino de Guangzhou Shipyard International (GSI), donde está siendo construido para ser definitivamente entregado a GNV en el verano de 2025. El acto contó con la participación de una delegación del Grupo MSC, así como de representantes del astillero chino y del Registro Italiano Naval (RINA). 

GNV Orion es la segunda de las cuatro nuevas unidades ro-pax que entrarán en la flota de la compañía de aquí a 2027. La primera será el GNV Polaris, cuya entrada está prevista para finales de 2024. Fiel al objetivo de recordar la importancia de las estrellas para la navegación marítima, el nombre de este nuevo buque también está dedicado a Orión, una de las constelaciones más importantes y conocidas por los navegantes porque siempre es muy visible y está situada cerca del ecuador celeste. 

En cuanto a dimensiones y capacidad, el nuevo ferri tiene un tonelaje bruto de 52.000 toneladas, 218 metros de eslora y 29,60 metros de manga. Podrá alcanzar una velocidad máxima de 25 nudos, dispondrá de 433 camarotes y tendrá capacidad de carga para 1.785 pasajeros y 3.100 metros lineales.

Como todos los nuevos buques de GNV, GNV Orion está ya preparada para el cold ironing, la nueva tecnología de los sistemas portuarios que permite a las naves amarradas conectarse a la red eléctrica de los muelles para reducir tanto las emisiones de gases de efecto invernadero como la contaminación acústica, al tiempo que se logran mejoras en la calidad del aire. Asimismo, las nuevas naves de GNV estarán dotadas del sistema de limpieza de gases de escape (EGCS) y del sistema anticontaminación SCR, así como de tecnologías de reciclaje del calor en línea con los requisitos para satisfacer las medidas de eficiencia energética del sector marítimo IMO Tier III y EEDI Fase II.

GNV reposta su ferri Rhapsody con biofuel en el evento «Underwater Dome» patrocinado por MSC Foundation
 
Además de la botadura de prueba del nuevo GNV Orion, la semana pasada también ofreció otro ejemplo del compromiso de GNV con el respeto y la protección del medio ambiente marino, así como la sostenibilidad de los ferris.

El buque Rhapsody de GNV fue abastecido por primera vez con biocombustible de origen vegetal, o biofuel, para la ceremonia de clausura del evento deportivo y cultural "Underwater Dome", organizado por la fundación USS Dario Gonzatti y patrocinado por MSC Foundation. Este evento se llevó a cabo durante varias semanas en el Puerto de Génova con el propósito de promover la protección del medio ambiente marino.

El uso de este carburante, que reduce las emisiones de CO2 en un 88,2% en comparación con el combustible fósil tradicional, ha permitido a la compañía demostrar una vez más que apuesta por rebajar al máximo el impacto medioambiental de sus naves, en línea con el objetivo del Grupo MSC de alcanzar la huella de carbono cero en 2050. En el caso específico del buque Rhapsody, se introdujo una cantidad de combustible superior a la necesaria para la ceremonia, lo que permitió eliminar completamente las emisiones de CO2 durante todo el acto, asegurando así un evento neutro en carbono.

Durante la ceremonia, Matteo Catani, CEO de GNV, destacó: «Este evento ha representado una gran oportunidad para seguir recalcando la importancia de respetar y proteger el medioambiente marino. En este sentido, el sector del transporte naval, al que GNV pertenece, está experimentando un cambio significativo en cuanto a su propuesta de valor para prestar cada vez más atención a la sostenibilidad ambiental». Y añadió: «Hoy hemos demostrado nuevamente nuestro compromiso ecológico, alimentando por primera vez el buque Rhapsody con biocombustible verde. Aun así, es importante subrayar que iniciativas de transición verde como esta implican costes elevados en nuestro sector y requieren inversiones significativas que necesariamente deben ser compartidas por todo el ecosistema económico, social e institucional. Todos estamos llamados a colaborar para fomentar las mejores prácticas y, a largo plazo, alcanzar los ambiciosos objetivos establecidos con costes sostenibles».

GNV ha demostrado un firme compromiso con la sostenibilidad corporativa, invirtiendo más de 100 millones de euros hasta la fecha para equipar la mayoría de sus buques con scrubbers, dispositivos que reducen las emisiones de azufre hasta cinco veces por encima de los límites establecidos. Esta iniciativa se complementa con la adquisición de cuatro nuevos buques de última generación que se integrarán gradualmente en los próximos dos años, reforzando la reducción del impacto ambiental de su flota. Además, para optimizar la implementación de estas iniciativas ambientales, GNV ha establecido internamente un equipo dedicado exclusivamente a la sostenibilidad y está configurando otro enfocado en la Eficiencia Energética. 

Comentarios