Opinión

El cansancio, aburrimiento y hastío sobre la falta de conductores. "Camionero García". Opinión

El cansancio, el aburrimiento y el hastío que se genera en el propio sector es abrumador y es una de las causas del abandono preventivo ante la inacción por la parte empresarial a poner soluciones
Un camionero al volante. Foto de archivo
Un camionero al volante. Foto de archivo
El cansancio, aburrimiento y hastío sobre la falta de conductores. "Camionero García". Opinión

¿Qué no les ha quedado claro aún sobre este tema, señores empresarios? A nosotros, los trabajadores del sector y sobre todo a los conductores profesionales, lo que nos ha quedado bien claro es que ustedes no están por la labor de mejorar las condiciones sociolaborales de los trabajadores.

Un día tras otro se les llena la boca con la falta de relevo generacional para este sector. Un problema real, sobre todo para el autónomo, que ve cómo su empresa cada día vale menos y sobre todo su trabajo, que ya vale menos aún. Eso se deja entrever leyendo las declaraciones en la carta de bienvenida al nuevo ministro de transportes Óscar Puente por parte de la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (ASTIC) donde dice: 

“Impulsar el crecimiento empresarial para acabar con la hiperatomización del sector” y continua “España cuenta con más de 100.000 empresas de transporte de carga, una fragmentación que tiene como consecuencias una menor productividad sectorial, un potencial de crecimiento muy bajo, debilidad a la hora de negociar con clientes y proveedores y poco atractivo para atraer a las nuevas generaciones a la profesión de transportista”. 

Queda clara la posición de sus compañeros de viaje, empresarios todos.

Como reza en el titular, el cansancio, el aburrimiento y el hastío que se genera en el propio sector es abrumador y es una de las causas del abandono preventivo ante la inacción por parte de la parte empresarial a poner soluciones urgentes a este problema. No basta con soluciones inútiles que solo son un parche tras otro, como lo es el carnet para jóvenes de 18 años. Por lo visto, conocen poco las inquietudes de nuestros jóvenes. Otra es la inmigración desde terceros países que no es más que otro parche. No les tomen por incautos, su necesidad hoy es mayor que su dignidad, pero su inteligencia supera la estrategia empresarial de mantener a trabajadores en situación precaria.

Por suerte el tiempo pondrá a cada uno en su sitio y a ustedes señores empresarios les pondrá en el mismo en el que están ahora y llevan mucho tiempo, que no es otro que el sitio de los incapaces de dar solución a un problema que es solo suyo y nada más que suyo y del que quieren hacer partícipe a la sociedad como forma de presión a los gobiernos para que les solucionen este problema. 

Lean si no es aburrido y cansino su discurso, (escrito en la misma carta de bienvenida): 

“Solicitan medidas urgentes para paliar la escasez de conductores profesionales (necesitamos unos 15.000 transportistas de mercancías y 6.000 de pasajeros. Unas cifras que se dispararían hasta superar los 100.000 profesionales del volante para 2028, si tenemos en cuenta que más del 70% de los chóferes de camión en activo supera los 50 años y que no hay relevo generacional que cubra estas jubilaciones)”

Yo me quedo con la expresión transportistas. Transportistas son ustedes y esos autónomos que quieren eliminar de la ecuación. Nosotros somos camioneros, muchas veces maltratados desde sus propias empresas. No se sí aún no lo han entendido. 

Puedo entender señores empresarios su queja por la presión fiscal que soportan, (dicen): “Aligerar la asfixiante carga impositiva y de costes sociales (el transporte por carretera desembolsa 12.000 millones de euros anuales a las arcas públicas, la mayor parte procedente del Impuesto Especial sobre los Hidrocarburos).

¿Cargas impositivas sociales? ¿Sí?. Por eso hacen de su capa un sayo y lo de respetar íntegramente los convenios, se lo pasan por el forro en muchas de sus asociadas. ¿Pero cómo se puede hablar de cargas impositivas sociales, aquellos que generan miles de horas extras semanales y de las cuales solo pagan algunas y que la mayoría se hacen gratis y es un dinero que no se cotiza? Es de tener muy poca vergüenza. 

Siento la dureza de mis palabras, por si alguien honrado se pueda sentir ofendido, pero estas prácticas empresariales generan una competencia desleal en el sector, no porque algunas empresas tengan costes menores, sino porque algunas empresas, incumpliendo las leyes sociolaborales vigentes ahondan más esa deslealtad. 

Para terminar y no lo dice sólo el CAMIONERO GARCÍA, sino asociaciones empresariales que abogan por la eliminación de los módulos e implantar un modelo fiscal más igualitario, eficaz y justo. Miren los autónomos donde pagan cuota o son simpatizantes cuál es su discurso y si no se lo han dicho directamente es por su sordera selectiva, para según qué cosas. Lo mismo que para la sordera, también es la ceguera, porque no hay mas ciego que el que no quiere ver.

Más artículos de opinión de Camionero García  Prohibida su reproducción y copia parcial o total sin el permiso expreso y por escrito del autor y el editor.

Comentarios