Opinión

Ninguneo impresentable de las administración al sector del transporte de mercancías por carretera. "Camionero García". Opinión

"El señor ministro ha minusvalorado las consecuencias que se le pueden venir encima por despreciar a la CETM"
Imagen de Óscar Puente, Ministro de Transportes y Movilidad. Foto de archivo
Imagen de Óscar Puente, Ministro de Transportes y Movilidad. Foto de archivo
Ninguneo impresentable de las administración al sector del transporte de mercancías por carretera. "Camionero García". Opinión

Se lamenta la gran patronal de la ausencia del ministro de transportes, señor Óscar Puente en el congreso de la CETM y señala esta ausencia como un antes y un después en las relaciones entre esta asociación y el ministerio. 

Es un aviso a navegantes, porque esta asociación es la que lidera y presiona en el CNTC para conseguir sus objetivos, que no son otros que aquellos que permitan una continuidad en su estrategia de que cambiando algunas cosas nada cambie. 

El negocio sigue siendo rentable para aquellos que dominan el sector, sin pararse a pensar que mantener una estrategia de precariedad tiene fecha de caducidad y que si el sector no evoluciona a lo mejor es por su propia incapacidad como gestores. Podría decir que para ellos es un éxito, pues se sienten impunes ante las inspecciones y no sienten la presión de sus trabajadores para una mejora de las condiciones de trabajo en el sector. 

Volviendo al ministerio, el señor ministro ha minusvalorado las consecuencias que se le pueden venir encima por despreciar a la CETM, organización que puede paralizar el país si se lo propone y ese desprecio no va a caer en saco roto, porque estoy seguro que en próximas reuniones del CNTC le van a mandar el recadito del posible paro nacional si no se accede a sus peticiones. Si no, al tiempo.

Estos señores de la CETM que hablan en sus congresos de mejorar las condiciones de sus trabajadores tienen en la mano, por su poder dentro del sector, cambiar esas condiciones. Una de esas opciones la tienen en la negociación del tercer acuerdo general del sector del transporte y otra en la aceptación de aumentar las cotizaciones para una jubilación digna de los conductores profesionales a través de coeficientes reductores, pero ellos están a lo suyo, demorar todo aquello que les cueste un poco más de dinero.

Como hasta ahora no han estado por la labor y siguen en sus treces de llevarse el gato al agua, pues lo único que están obteniendo es el hartazgo de conductores, autónomos y pequeñas empresas que están abandonando el sector.

Pero es que si hablamos de ninguneo, nos podríamos referir al Ministerio de Trabajo, que no hay manera de que le meta mano a un sector donde se meten miles de horas extras semanalmente que ni se pagan, ni se cotizan. Donde las jornadas interminables son el pan nuestro de cada día. Donde la prevención de riesgos se la pasan por el arco del triunfo y somos el sector con más mortalidad y morbilidad del espectro laboral, sin tener unas enfermedades profesionales reconocidas que no por ello, no se hayan detectados factores de riesgo para la salud en esta profesión.

Son varios los ministerios que ningunean al sector del transporte por carretera y hay que señalar también al de Seguridad Social y Migraciones en esa política de facilitar permisos a trabajadores de terceros países sin analizar la verdadera situación en la que se encuentran los trabajadores del sector.  

La despreocupación de las administraciones por este sector es condenable, pues en ello se pone en riesgo la cadena de suministros y la logística, que es fundamental para el buen funcionamiento de la sociedad en general.

Claro que en este abandono por el sector y sus trabajadores, CETM también es uno de los culpables, por ejercer un lobby que en nada está beneficiando a los trabajadores del sector y aún más reseñable a los conductores profesionales. Profesionales cualificados a los se les atraganta tanta ignominia en sus condiciones laborales y a los que les persigue si se atreven a denunciar los abusos por parte de este lamentable empresariado que se representa en estos congresos.

No queda otra, denunciar es el camino, ya que tanto desprecio por la administración y las empresas es impresentable. Al menos nos queda algún resquicio de dignidad en los tribunales de justicia, aunque la mayoría de los conflictos se solucionen en los pasillos de los juzgados.

Aviso a navegantes. 

Señor ministro Óscar Puente no desprecie a la patronal del sector porque le pueden montar un paro nacional que el tren, su tren, no va a poner la mercancía puerta a puerta y ya no va a colar lo de sacar a las fuerzas armadas a la calle. ¿Se acuerda del paro del año 22, donde parte de esas fuerzas armadas colaboraron con los transportistas a para el país? La verdad Señor ministro, no tiene usted ni buena imagen ni buenos amigos en el sector, no provoque lo que no queremos que pase.

Otro aviso.

Para aquellos que queremos un reconocimiento de las enfermedades profesionales y unos coeficientes reductores para una jubilación anticipada, digna y justa para los conductores profesionales, recordaros que este es el momento, sí con este gobierno, porque si no lo sacamos con este, con otro gobierno de otro color, no se jubila nadie con menos de 70 años. Pongámonos las pilas y movilicemos, porque ya sabemos cómo las gastan en las reformas laborales de los conservadores liberales de nuestro amado país. 

Más artículos de opinión de Camionero García  Prohibida su reproducción y copia parcial o total sin citar la fuente original y el autor y sin el permiso expreso y por escrito del autor y el editor.

Comentarios