Opinión

Espere usted en el parking que ya le llamaremos. "Camionero García". Opinión

Espere usted en el parking que ya le llamaremos. "Camionero García". Opinión

 

Incomprensible la pasividad con que el transporte por carretera aguanta las embestidas por los cuatro costados... y ahí vamos dando lecciones de valentía y la hay, vaya si la hay, porque la actual situación no libera el mercado sino que canibaliza a su propio principio de competencia leal.

Somos números y lo somos cada vez más rojos para nuestra propia economía interna. Ruina de empresas y familias por no poder competir con las grandes logísticas que especulan con precios low cost y la precariedad de sus conductores... precariedad por no decir esclavitud en movimiento. Y a esto le llamamos libertad y estilo de vida. Visto lo visto, la tontería es infinita en muchas de nuestras definiciones sobre nuestro trabajo.

O bajamos a la tierra y tomamos medidas... todos, empresas y trabajadores o el futuro se llama "paquete de movilidad" y hará que seamos el sector que más horas dediquen sus trabajadores para sacar un salario de supervivencia y donde muchas empresas sean esclavas de los cargadores y del amenazante tsunami que se avecina de las mega empresas del este y sus bajos costes socio laborales.

Nos queda, no morirnos en la calle como perro abandonado, sino que lo haremos a bordo de nuestros caballos de acero contra cualquier pobre inocente dominguero que se nos cruce en el camino de la competitividad y "econosuya" de mercado.

Estamos, con nuestra actitud, alimentando un monstruo que nos engullirá y mientras seguimos buscando enemigos entre nosotros por la cobardía de no señalar a los verdaderos culpables... cargadores e instituciones gubernamentales que dan cobijo a esta tiranía de una industria avariciosa y nada solidaria.

Ahí estamos, esperando en el parking, a que otros nos digan que hacer y cómo lo vamos hacer, sin tomar parte activa en las decisiones que otros y no precisamente amigos, están tomando para cambiar las cosas sin que cambie nada más que los que es bueno para sus intereses.

Mecanismos tenemos, voluntad ninguna, sólo la utopía llamada UNIDAD. Ahí está mi número para acular a muelle... les dejo que me espera una bonita transpaleta manual. Camionero García. (Foto: archivo Diario de Transporte)