Opinión

Caza de brujas. Opinión de José Vicente Busta Cofiño

Un movimiento sin tarjeta a las cuatro de la mañana, por ejemplo, es difícil el demostrar que fue producido para entrar a descargar sin tarjeta
Foto de archivo
Foto de archivo
Caza de brujas. Opinión de José Vicente Busta Cofiño

Estos días las fuerzas armadas al servicio del estado español salieron a cazar, colgaron en su particular  pared de trofeos dos más.

Uno de los trofeos un conductor circulando con el tacógrafo manipulado, el otro trofeo, más al sur del reino, una supuesta red de manipulación de tacógrafos al servicio de despiadados patrones, como resultado arroja una serie de detenidos, entre patrones y serviles.

Las fuerzas armadas del estado ya han puesto su granito de arena, a ver quien les recrimina ahora su pasar de cuclillas por el desván de cohetes del transporte, ¡¡nada nuevo bajo el sol!!.

Ellos, las fuerzas armadas del Estado están ahí, vaya si están, saben de sobra lo que se mueve, de sobra lo saben, la prueba es estas cazas de brujas de vez en cuando, los demás días “multucas” para justificar el día, pecata minuta para lo que de verdad podría ser.

Da la sensación de no querer molestar al patrón y este le recrimine a "PAPÁ ESTADO" un desmesurado acoso hacia dicho sector..

No vaya ser  que con una inspección de cada tacógrafo aleatoriamente, a horas indeterminadas, puestos de inspección fija en peajes salgan a la luz pública praxis tan perjudiciales para el sector como las que estos días  saltaron a la palestra, como pueden ser los movimientos sin tarjeta, la práctica de la “ley” del minuto, ambas ellas con el mismo fin que las denunciadas estos días a bombo y platillo por las fuerzas armadas del estado, defraudar al estado y fomentar la competencia desleal, y en medio de todo esto el obrer@, quien se ve comprometido a ejecutarlas bajo la coacción del despido fulminante de no hacerlo.

Un movimiento sin tarjeta a las cuatro de la mañana, por ejemplo, es difícil el demostrar que fue producido para entrar a descargar sin tarjeta, no olvidemos que el Lazarillo de Tormes era muy leído en la EGB, de que España, es un país de pícaros, que después de esa descarga habrá, en cumpliendo el descanso reglamentario y, o cuando interese abrir jornada pequeños movimientos que harán callar en ese momento al guardia y obviara dichos movimientos como interesados para ganar tiempo, recortando al obrer@ su descanso, pero y….. si de verdad Papa Estado quisiera acabar con estas opresoras prácticas,¿ no sería más provechoso aumentar los  controles de tráfico y policiales en áreas logísticas, polígonos  de gran movimiento donde la gente comete esas otras praxis nada beneficiosas para un adecuado transporte?  cruzando datos con el Ministerio de Hacienda y de Transporte, para que expliquen cómo se puede cargar leche en Asturias saliendo de la báscula a las, por ejemplo las seis de la tarde, con disponibilidad hasta las  2 de la madrugada de la noche, llegando a dormir al sitio y hacer la primera descarga en hora en Madrid a las seis de la mañana, todo ello con un solo conductor, esto pasa, vaya si pasa, casualmente ese dia habrá su necesario movimiento sin tarjeta en ese tacógrafo., para después arrancar a la segunda descarga con el disco limpio, esto pasa, ¡¡vaya si pasa!!.

Estas prácticas de los movimientos sin tarjeta son tan condenables como la utilización de tacógrafos  manipulados, o la “ley” del minuto, esa que a la opresora patronal tanto le gusta hacer pasar por legal, hasta que la fatalidad ponga una sola gota de sangre sobre el asfalto, en ese momento esa misma patronal que alardea de “tu tira que las multas las pago yo, no te preocupes, tu tira”, en ese momento esconde la cabeza bajo el ala y si te vi no me acuerdo, el que queda delante del juez como último responsable es el coaccionado obrer@.

De ahí, que desde #CNTTRANSPORTESLAFELGUERA pensamos en la apremiante  necesidad de endurecer las sanciones para con estas prácticas, que mover el camión sin tarjeta y, o con la “ ley “ del minuto no sirva a la patronal como una rentable herramienta para recortar derechos al obrer@, que el obrer@ no tenga que hacer, además de su trabajo el trabajo sucio a la administración luchando contra esas prácticas fraudulentas que solo fomentan el malestar laboral y el enriquecimiento además de vulnerando los derechos del obrer@, defraudando las arcas públicas.

Defender los derechos del obrer@ para y por un sector digno pasa por eliminar toda esa patronal pirata, para ello el obrer@ del  sector del transporte tiene a #CNT  como su mejor aliado. ¡¡SALUD!!.

Más artículos de opinión de José Vicente Busta Cofiño Prohibida su reproducción parcial o total sin el permiso expreso y por escrito del autor o el editor

Comentarios