Opinión

¡¡Por fin es lunes!!: El transporte por carretera no va a parar

Por mucho que se repita y sea una realidad la escasez de conductores profesionales, el transporte por carretera no va a parar
Foto de archivo
Foto de archivo
¡¡Por fin es lunes!!: El transporte por carretera no va a parar

Por mucho que se escriba y se llenen los medios de información, tanto especializados en el sector, como generalistas, de noticias anunciando una y miles de veces que hacen falta millones de conductores profesionales, tanto para el transporte de mercancías por carretera, como de viajeros, el transporte por carretera no va a parar.

Da exactamente igual que el Gobierno español y todos los gobiernos de los paises en los que las empresas alertan de la falta de conductores, traigan trabajadores de cualquier parte del mundo, incluso de los países que nos puedan parecer más remotos, que no va a parar el transporte, puede que entre en una especie de reconversión, que comencemos a ver conductores que hacer recorridos más cortos y pasan más días en casa con sus familias.

Puede que, incluso, asistamos a un importante incremento en los salarios con el objetivo de atraer a nuevas generaciones al sector. Es muy posible que comencemos a ver empresas que cambian radicalmente la forma en la que han tratado a sus conductores hasta ahora, haciendo su trabajo más cómodo, con mejores condiciones económicas y más conciliación familiar, algo que me consta que ya están haciendo algunas empresas.

Pero, después de todo lo anterior, una cosa está muy clara. En los tiempos actuales, en los que ya es una realidad esa falta de conductores profesionales en las empresas, todo aquel conductor que no luche directamente por conseguir mejoras salariales y sociales, teniendo como tiene casi "la sartén por el mango", para negociar sus condiciones laborales, es que está asumiendo como un masoquista que le exploten y le traten mal.

No me cabe en la cabeza que veamos continuamente en las redes sociales, siempre que sale el tema de la escasez de conductores profesionales, que se llenen de comentarios quejándose de que les tratan como esclavos -con S no con X como escriben algunos, que exclavo es lo que un día fue un clavo-, que no les pagan un sueldo justo, que no cumplen los convenios colectivos y que les obligan a hacer trampas con el tacógrafo y a no sé cuantas horas diarias de disponibilidad.

No me cabe en la cabeza, que en pleno año 2024, haya personas que no sepan buscar toda la información y el texto de su convenio colectivo, que no conozcan sus derechos, igual que sus obligaciones, que también las tienen. Que griten a los cuatro vientos que les explotan y les tratan mal. Del mismo modo que no entiendo que haya personas que no sepan interpretar su nómina, que solo se fijen en la cantidad que les ingresan cada mes en su cuenta bancaria, desconociendo cuanto les correspondería en caso de caer enfermos o tener que cobrar el subsidio de desempleo.

No me cabe en la cabeza que haya conductores que se preocupen más cuando van a comenzar a trabajar en una empresa, de la marca de camión que les van a dar, de si es nuevo o no, de la potencia del motor que tiene y las comodidades de la cabina, que de las condiciones laborales y económicas que van a aceptar. Que hay muchos casos de este tipo. Me consta de una empresa de transporte muy importante, que paga sueldos y tienen un convenio laboral que se acerca en un 98 por ciento a lo que marca el convenio colectivo de la provincia en la que esta localizada la empresa, que tiene concretamente el segundo más alto de España, en la que se han dado casos de conductores que se han negado a trabajar en esa empresa porque les asignaban un camión de una marca de origen italiano, que consideraban inferior al resto de marcas.

Pero, repito, pase lo que pase de aquí en adelante en los próximos años en el transporte por carretera de mercancías y viajeros, que el transporte no va a parar, seguramente asistiremos a reconversiones más o menos lentas en cuanto a las condiciones de los conductores profesionales, pero seguro que no va a parar, a menos que se planten todos los conductores profesionales al mismo tiempo y provoquen una auténtica revolución en el sector, pero lo veo difícil. 

¡¡Buena ruta!!.

Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso expreso y por escrito del autor y el editor. Más artículos de ¡¡Por fin es lunes!!.

Comentarios