Ejes prioritarios de inversión tecnológica en el sector logístico: tiempo real, sostenibilidad y seguridad

Trabajadores en un almacén logístico. Foto de archivo
Trabajadores en un almacén logístico. Foto de archivo
Las empresas de logística aumentarán las partidas presupuestarias dedicadas de TI en un 16,8% a lo largo del año
Ejes prioritarios de inversión tecnológica en el sector logístico: tiempo real, sostenibilidad y seguridad

La tecnología está presente en todos los procesos logísticos, desde almacenes, robotización, la comunicación con terceros hasta la gestión de grandes espacios, entre otros. En un entorno tan competitivo como este, resulta indispensable la implementación de las últimas tecnologías para lograr una operativa eficiente.

Según Innovery, el sector logístico no suele contar con áreas de TI demasiado desarrolladas, aunque se espera que la inversión tecnológica sea especialmente alta, con un crecimiento del 16,8% en este 2024. La mayoría están invirtiendo en cloud, para mover todas sus aplicaciones a la nube.

Además, también está adquiriendo relevancia la automatización de la gestión de los almacenes, con robots más autónomos. “La intención de las empresas logísticas en España es avanzar, pero aún están lejos de compañías del norte de Europa, más a la vanguardia. Para ello, el sector logístico debe contratar más ingenieros informáticos que mozos de almacén”, apunta Michele Illiano, Head of B2B & Sustainability Division de la compañía.

Ante este contexto y con motivo de la Semana Europea de la Logística, la multinacional de servicios de asesoramiento especializada en soluciones TIC, señala los ejes prioritarios de inversión para acometer con éxito sus procesos digitales: 

Tiempo real. La necesidad de tener trazado en tiempo real la mercancía que se está moviendo y que se llegue a entregas seguras y pactadas es un punto muy importante. Las grandes plataformas disponibles de e-commerce, uno de los canales de venta que más ha crecido en los últimos años, ofrecen a sus usuarios diferentes elecciones de entrega, lo que supone un impacto brutal en la cadena de suministro. “La tecnología está bastante madura para ayudar a las compañías del sector logístico en general y a todas aquellas que están dentro de la cadena de suministro para que estas peticiones, por parte de los usuarios, sean más rápidas”, asegura Michele Illiano.

Sostenibilidad. No solo se demanda ser rápido, sino también más sostenible. Hoy en día se confunde la sostenibilidad con la huella de carbono, mensaje que llega a los usuarios finales, pero este parámetro no es real, pues engloba a todos los parámetros ESG. La sostenibilidad no es un factor obligatorio, pero la exigencia por parte de Europa está aumentando y aquellas empresas que no apuesten por la sostenibilidad, se verán penalizadas por los clientes. “En este sentido, en España, la logística está un poco en pañales, ya que no tiene el enfoque real ni la visibilidad y no todo el mundo está sensibilizado, entiende qué es y cómo se tiene que invertir y reportar”, explica Illiano de Innovery.

Seguridad. En este punto siguen existiendo desafíos y más ante el panorama actual de ciberamenazas, por lo que es necesario transmitir que tiempo real y ciberseguridad van de la mano a medida que el sector se sensibiliza y reacciona. Lógicamente, si no se dispone de una cadena de valor segura, se puede perder competitividad, pero también la propia empresa, pues se va a ver comprometida al no establecer un perímetro a proteger. Es indispensable garantizar la seguridad en toda la cadena de valor y más cuando se espera que en 2025 se tripliquen los ciberataques a la cadena de suministro.

Finalmente, los expertos de Innovery subrayan que la inteligencia artificial va a jugar un papel importante en los tres ejes mencionados, desde la optimización de rutas hasta ayudar en la gestión de incidencias. En España solo el 9% de las compañías de logística hace uso de la inteligencia artificial. Esta tecnología es aplicable a todos los niveles del negocio, aunque deja mucho espacio a la “fantasía” de dónde se quiere aplicar y por qué. Hay miles de casos de usos en cada empresa, pero el reto está en que hay que tener claro cómo se quiere trabajar con esta tecnología, pues es básicamente la inteligencia de la organización y ha de estar dentro de ella.

En este punto, es de vital importancia prestar atención a lo que se quiere optimizar y, para ello, utilizar información limpia y segura. “La inteligencia artificial es la guinda de un pastel de todo un sistema de información, pero ha de prestarse más atención al pastel que a la guinda”, concluye el Head of B2B & Sustainability Division de Innovery.

Comentarios