La Unión Europea limita la concentración de grandes consorcios marítimos

Imagen de un puerto. Foto de archivo
Imagen de un puerto. Foto de archivo
Las protestas de asociaciones empresariales, entre ellas FETEIA, ha dado sus frutos y logran la suspensión de un marco jurídico contrario a la libre competencia
La Unión Europea limita la concentración de grandes consorcios marítimos

La Comisión Europea ha publicado recientemente su decisión de no prorrogar el denominado Consortia Block Exemption Regulation, CBER, marco jurídico que exime a los consorcios de transporte marítimo de línea regular de ciertas normas antimonopolio que si aplica la legislación comunitaria a otro tipo de empresas. 

La decisión, que implica que el actual marco jurídico expirará el próximo 25 de abril de 2024, ha sido muy bien acogida por la Federación Española de Transitarios, FETEIA, que, junto a la Asociación Internacional, CECLAT, llevaba meses protestando al considerar que el Consortia implicaba un claro ataque a la libre competencia.

De hecho, la Federación española puntualiza en un comunicado oficial que “tal y como explica como se explica en la Nota de Prensa de la Comisión, esta decisión se ha adoptado en el marco de la revisión de la normativa, que se inició en agosto de 2022 y en la que participó activamente FETEIA-OLTRA, tanto directamente como a través de la organización europea CLECAT”.

Reivindicación constante

La decisión de Bruselas pone fin, por tanto, a años de intenso trabajo, iniciado antes de agosto de 2022, en los que FETEIA mantuvo reuniones y contacto permanente con todas las autoridades y Administraciones competentes en la materia, como Comisión Europea, europarlamentarios, Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, Puertos del Estado y Autoridades portuarias, así como con otras organizaciones de colectivos presentes en la cadena de suministro.

El Presidente de FETEIA, Enric Ticó, ha manifestado que“muchos nos dijeron que, como mucho, podríamos a aspirar a hacer pequeñas reformas del Consortia, pero hemos trabajado muy duro para que por fin la Comisión Europea haya entendido que resultaba muy peligroso mantener situaciones de privilegio que favorecían a unos pocos frente al interés general”.

El presidente de la Federación explica que la existencia de Consortia afectaba no sólo al transitario, “perjudica a todos los actores de la cadena logística, así como a los consumidores. Es un gran éxito de todo el sector que demuestra que trabajando unido y aportando propuestas constructivas se pueden lograr los objetivos planteados por extraordinarias que puedan parecer”.

Lo que solicitaban la asociaciones empresariales -y así lo ha entendido la Comisión- es que se garantizara una justa competencia en el libre mercado, en el que todos podamos trabajar en igualdad de condiciones, “queda claro, como hemos afirmado todos estos años, que el CBER no servía al objetivo de asegurar la libre competencia, sino para todo lo contrario”.

El presidente de FETEIA finaliza su exposición, afirmando que, a partir de ahora, “seguiremos trabajando en otras muchas cuestiones que ponen en riesgo el mercado de transporte marítimo de mercancías, como los cargos por demoras y detenciones, o la aplicación del ETS, que obligará a que todos los buques que escalen en un puerto de la UE pagarán por derechos de emisiones contaminantes”. 

Comentarios