FVET alerta de los problemas de rentabilidad de los transportistas: el 60% baja beneficios aunque mantiene ingresos

Imagen de camiones. Foto de archivo
Imagen de camiones. Foto de archivo
Los transportistas valencianos piden ayudas a la descarbonización: el 90% no se ve preparado ante los objetivos de la UE
FVET alerta de los problemas de rentabilidad de los transportistas: el 60% baja beneficios aunque mantiene ingresos

La Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística (FVET) ha explicado este martes que el aumento de los costes del sector y a disminución de sus tarifas de venta está afectando a la rentabilidad del sector, en el que el 60,2% afirma que sus beneficios han bajado a pesar de haber mantenido sus ingresos.

Así lo han señalado en rueda de prensa el presidente de FVET, Carlos Prades; su vicepresidente, Juan Ortega, y el secretario general de la Federación, Carlos García.

Según una encuesta a los asociados de FVET, el 22,9% del sector ha bajado sus beneficios a pesar de haber aumentado sus ingresos en el primer semestre del año. Por el contrario, más del 47% de los transportistas señala que ha mantenido sus ingresos e incluso un 8% afirma que ha incrementado sus operativas más de 25%. Además, el 45% ha manifestado que ha reducido su actividad en el primer semestre de 2024 y el 47% la ha mantenido".

"Estamos facturando lo mismo pero bajando beneficios por el contexto inflacionista" en el precio de los vehículos pesados, los componentes y el combustible, "al mismo tiempo que las tarifas van yendo a la baja" y el resultado es "una ecuación muy difícil de resolver" en el que "la rentabilidad de las operativas difícilmente puede mejorar", han indicado desde la patronal del transporte.

Así, Prades ha precisado que "los bajos precios siguen siendo el principal problema que afecta a la viabilidad del sector", y son la principal problemática para el 70% de los transportistas, seguidos del incremento de los costes, destacado por el 60Ç% de los profesionales.

Otros problemas que preocupan al sector son la falta de conductores (51,8%), que aumenta cuatro puntos respecto al año anterior, y la competencia desleal (31,3%), que se reduce 20 puntos respecto al año anterior, la falta de infraestructuras (20,5%) y la morosidad (20,5%).

Sobre esta última, "ha mejorado bastante" por los acuerdos alcanzados con el Gobierno tras la huelga de transportistas, principalmente la del compromiso del pago a 60 días, han explicado.

Descarbonización 

El presidente de FVET ha insistido en que "un tema que tiene muy preocupado a la práctica totalidad del sector", pues el 90% admite que no está preparado para las exigencias de reducción de emisiones que ha establecido la Unión Europea.

El 71% de los profesionales ha señalado la necesidad de contar con precios más competitivos para acceder a la descarbonización, ya que "el precio de un camión eléctrico hoy triplica el precio de un camión propulsado por diésel". Ha recordado que se trata de un sector muy "atomizado" y que para las pequeñas glotas, que suponen el 85%, es difícil acometer un proceso de reinversión.

FVET considera que "el problema está en que la forma de plantear" la transición "no es realista", así que ha reclamado periodos más largos para adaptarse a las normativas, ayudas públicas a la descarbonización, más diálogo con las empresas y explorar alternativas como el biodiésel.

Además, ha señalado la falta de infraestructuras de carga, con solo 78 puntos disponibles en la Comunitat Valenciana con capacidad para dar servicio a vehículos pesados.

Prades ha remarcado que "el sector siempre ha sido pionero en los avances para recuperar el medio ambiente y la sostenibilidad. Estaremos ahí, pero que no se olvide la dificultad que supone para un sector con márgenes tan reducidos acometer estas inversiones".

Problemas en las ITV e inseguridad 

Uno de los aspectos peor calificados por los transportistas es el servicio de las ITV valencianas. La federación ha mantenido reuniones con la Conselleria y ha comprobado que "están desbordados" pero están "intentando ayudar". En ese sentido, han valorado que "parece que está funcionando" el plan de choque puesto en marcha con líneas sin cita previa para el transporte profesional, aunque esta opción no está disponible para estos vehículos en todas las ITV.

En palabras de Juan Ortega, "el problema de las ITV es muy gordo y largo" y "la solución no es fácil". De hecho, los transportistas de larga distancia "no pasan si una ITV en Valencia", pero para la corta distancia no existe la opción de irse fuera. Así, esperan que el trabajo con la administración permita que "funcione un poco mejor dentro del caos que hay".

Sobre las áreas de descanso a las que se comprometió el Consell, Prades ha señalado que "ha habido movimientos" y reuniones con el gobierno valenciano para ayudarles a identificar las zonas donde se podrían habilitar zonas seguras para los transportistas , que "cada día se hacen más necesarias porque cada día se están sufriendo más asaltos y robos en los vehículos", ha explicado Prades.

Desde FVET han indicado que tienen cifras de este tipo de incidentes, pero que algunos como los robos de gasoil o los daños en las lonas para comprobar el tipo de mercancías ocurren "todos los días".

Optimismo

A pesar de todo ello, la Comunitat Valenciana es la segunda comunidad autónoma, por detrás de Cataluña, que más mercancías moviliza por carretera: 274 millones de toneladas al año según el Ministerio de Transportes.

Los transportistas valencianos (44,7%) dan un 'aprobado' a sus previsiones para el segundo semestre del año y cerca de un 30% le otorga un bien. "El último trimestre de 2023 y el inicio del 2024 ha sido complicado, con las movilizaciones agrícolas y la crisis del Mar Rojo. Somos optimistas de cara al cierre de año porque confiamos en que se produzca una recuperación plena de la economía y que la tendencia inflacionista remita", ha comentado Carlos García.

Comentarios