El buque carguero Pyxis Ocean propulsado por energía eólica, va de Shangái a Brasil. Vídeo

Imgen del buque carguero Pyxis Ocean Foto: Yara Marine Technologies. Vídeo: Cargill
Imgen del buque carguero Pyxis Ocean Foto: Yara Marine Technologies. Vídeo: Cargill
El buque con la innovadora tecnología eólica de Cargill y BAR Technologies, navega marcando un nuevo camino con bajas emisiones de carbono para el transporte marítimo
El buque carguero Pyxis Ocean propulsado por energía eólica, va de Shangái a Brasil. Vídeo

El primer buque carguero del mundo propulsado por energía eólica, el Pyxis Ocean, que zarpó el pasado 22 de agosto desde el puerto asíatico de Shangái, realizó una escala breve en Singapur, para partir bordenado la costa brasileña para llegar al puerto de Paranagua, prevista para el próximo 15 de septiembre, allí cargara cereal con destino a Europa, posiblemente hacia Dinamarca, un atraque a puerto que aún no se ha confirmado.

Este barco surgió de la unión entre Mitsubishi Corporation y Bar Tech Technologies, la empresa de ingeniería británica especialista en tecnologías eólicas para la navegación, junto a la noruega Yara Marine, que desde 2010 ofrece soluciones ecológicas para la industria mercantil; fue alquilado por Cargill, una corporación multinacional privada de origen estadounidense, que se dedica a la agroindustria con sede central en Minnesota.

El Pyxis Ocean de Mitsubishi Corporation, fletado por Cargill, es el primer buque equipado con dos WindWings, grandes velas de hasta 37,5 metros de altura, que pueden instalarse en la cubierta de los buques de carga para aprovechar la energía del viento. Fabricados por Yara Marine Technologies, se espera que generen un ahorro promedio de combustible de hasta el 30 por ciento en embarcaciones de nueva construcción, que podría ser incluso mayor si se usan en combinación con combustibles alternativos. La instalación de las alas tuvo lugar en el astillero COSCO en China.

"La industria marítima está en un camino hacia la descarbonización; no es fácil, pero sí emocionante", dijo Jan Dieleman, presidente del negocio de transporte marítimo de Cargill. “En Cargill tenemos la responsabilidad de ser pioneros en soluciones de descarbonización en todas nuestras cadenas de suministro para satisfacer las necesidades de nuestros clientes y las necesidades del planeta. Una tecnología como WindWings no está exenta de riesgos y, como líder de la industria (en asociación con el visionario armador Mitsubishi Corporation), no tenemos miedo de invertir, asumir esos riesgos y ser transparentes con lo que hemos aprendido para ayudar a nuestros socios en la transición marítima hacia una futuro más sostenible”.

La instalación demuestra un cambio radical en las actitudes hacia las tecnologías que pueden permitir una transición energética para los buques existentes. El proyecto WindWings, cofinanciado por la Unión Europea como parte de la iniciativa CHEK Horizonte 2020, puede ayudar a la industria a cumplir esos objetivos ofreciendo una solución de modernización capaz de descarbonizar los buques existentes, lo cual es particularmente relevante dado que el 55 por ciento de las flotas graneleras del mundo tienen hasta nueve años de antigüedad.

El desarrollo de WindWings será monitoreado de cerca durante los próximos meses para mejorar aún más su diseño, operación y datos reales, con el objetivo de que Pyxis Ocean se utilice para informar la ampliación y adopción no solo en la flota de Cargill sino también en la industria. BAR Technologies y Yara Marine Technologies ya están planeando construir cientos de velas durante los próximos cuatro años y BAR Technologies también está investigando nuevas construcciones con formas de casco hidrodinámicos mejoradas.

“Si el transporte marítimo internacional quiere lograr su ambición de reducir las emisiones de CO 2 , entonces la innovación debe pasar a primer plano. El viento es un combustible casi marginal y gratuito y la oportunidad de reducir las emisiones, junto con importantes ganancias de eficiencia en los costos operativos de los buques, es sustancial. Hoy es la culminación de años de investigación pionera, en los que hemos invertido en nuestra tecnología única de velas eólicas y hemos buscado un socio de industrialización capacitado en Yara Marine Technologies, para brindar a los propietarios y operadores de embarcaciones la oportunidad de realizar estas eficiencias”. afirmó John Cooper, director ejecutivo de BAR Technologies.

El Proyecto WindWing

El proyecto WindWing ha recibido financiación del programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea en virtud del acuerdo de subvención. Al aprovechar el poder del viento, WindWings puede ayudar a los propietarios de embarcaciones a cumplir las nuevas normas CII. Como la energía eólica no sólo genera cero emisiones, sino que además no se agota y es enormemente predecible, ofrece importantes mejoras de eficiencia en los costos operativos de los buques. 

En una ruta global promedio, puede ahorrar 1,5 toneladas de combustible por día, con la posibilidad de ahorrar más en rutas transoceánicas. Esto puede traducirse en que los armadores ahorren fueloil pesado (HFO) unos 800 dólares canadienses por tonelada (550 euros aprox), lo que será aún más importante a la hora de ahorrar en futuros combustibles que, sin duda, costarán mucho más.

Vídeo de su construcción: 

 

Comentarios